jueves 29/7/21

´Super Elsa´ consigue volver a casa después de 315 días ingresada por coronavirus

Elsa, una paciente de 52 años, ha estado durante diez meses ingresada en el Hospital Gregorio Marañón debido a su contagio de coronavirus y las secuelas que le ha dejado.

Elsa ha sido despedida del Hospital tras pasar 10 meses ingresada. GREGORIO MARAÑÓN
Elsa ha sido despedida del Hospital tras pasar 10 meses ingresada. GREGORIO MARAÑÓN

Tras llevar 315 días después en el hospital desde su entrada al comienzo de la pandemia, durante la primera ola, le han dado el alta médica. Es la paciente que más tiempo ha estado ingresada por coronavirus en el Marañón. Elsa ha dejado el hospital con lágrimas de emoción, mostrando agradecimiento al trato que le han dado todos aquellos sanitarios que le han acompañado en sus días de agonía en los que intentaba aferrarse a la vida.

El personal sanitario ha apodado a esta mujer “Super Elsa”. Ellos vieron como Elsa entró contagiada por coronavirus el 7 de abril de 2020. A los quince días su situación era tan delicada que tuvieron que trasladarla a la Unidad de Cuidados Intensivos, en la que estuvo hasta septiembre. “En septiembre me di cuenta de que había pasado la Semana Santa y el verano, de que había terminado del curso de mi hija”, cuenta entre sollozos, pues durante todo ese tiempo en la UCI estuvo con respiración asistida y sedada.

El motivo de la complicación que sufrió Elsa fue, principalmente, una patología previa que padecía, un linfoma no Hodgkin. Este cáncer afecta al sistema inmunológico que es el que ayuda a combatir las infecciones, virus y enfermedades. De hecho, sufrió un infarto cerebral y diferentes infecciones. Elsa asegura que estar viva ahora es un milagro.

De vuelta a casa

Gracias a la lucha y la valentía que día tras día ha demostrado Elsa y el personal sanitario que ha estado a su lado, Elsa ha conseguido volver a su casa. Aunque este hecho le asusta bastante puesto que, pese a que vuelve a estar con su familia, considera que en el hospital está más controlada. “Me daba miedo estar sin los enfermeros, porque aquí están pendientes de mí y en casa no los voy a tener” cuenta. Sin embargo, poco a poco va asimilando la nueva situación y tiene muchas ganas de volver a su vida normal.

Más de 300 profesionales sanitarios han cuidado personalmente de Elsa, entre ellos enfermeros, celadores, auxiliares, fisioterapeutas y médicos de diferentes ramas. “No tengo ninguna queja. Siempre hay algún sargento que otro, nadie es perfecto… Pero por lo general han estado muy atentas y cariñosas conmigo” contaba divertidamente.

Puesto que era la paciente que más tiempo llevaba ingresada por coronavirus en el Hospital Gregorio Marañón su despedida tenía que ser especial. Sofía Martínez, su enfermera de salud mental le tiñó el pelo y salió del hospital entre vítores y aplausos de todo el personal, junto con la canción de `feliz cumpleaños´ que le cantaron en honor a los 53 años que cumple el miércoles 17, los cuales podrá celebrarlos al fin en su casa rodeada de su familia.

Comentarios