sábado. 02.07.2022

Tras dejar de lado su papel como primera dama estadounidense, Michelle Obama continuó con otro importante rol que también ocupó su tiempo cuando aún residía en la Casa Blanca junto a su marido, Barack Obama, y sus dos hijas, Sasha y Malia: la lucha por conseguir una educación y una escolarización universal, y muy especialmente para las niñas, una causa que siempre ha apoyado y en la que, en los últimos tiempos, ha centrado todos sus esfuerzos. Tal es así, que incluso acaba de tomar una importante decisión que no ha pasado desapercibida a ojos de la opinión pública.

Y es que Michelle Obama va a donar más de 500.000 dólares -unos 450.000 euros- de los ingresos procedentes de la venta de su libro de memorias para apoyar la educación de las niñas en todo el mundo. A través de un comunicado, en el que ha anunciado este gesto, la escritora ha explicado que a lo largo del año pasado se ha sentido "bendecida por la respuesta a mi libro y estoy orgullosa de poder canalizar todo ese entusiasmo hacia las niñas de todo el mundo". En este sentido confía en que su aportación económica "ayude a las niñas más audaces y brillantes a alcanzar su máximo potencial, y así seguir su camino hasta convertirse en las mujeres que deben ser".

No es una novedad el compromiso de la esposa de Barack Obama con la escolarización universal. Ya el año pasado la fundación del matrimonio puso en marcha una iniciativa para garantizar la igualdad de oportunidades para las niñas y encauzar los esfuerzos internacionales a fin de garantizar que un mayor número de niñas tuviesen un acceso prolongado a la educación. La lucha de Michelle Obama ha llegado incluso hasta el Palacio de la Zarzuela.

En 2016 doña Letizia se sumó al proyecto de la exprimera dama y promovió con ella esta iniciativa, pronunciando unas palabras durante un acto de Let Girls Learn -dejemos que las niñas aprendan-. "Todas tenemos claro que la educación de las niñas transforma, protege, es productiva, está indisolublemente ligada a la justicia social y a la democracia, al bienestar familiar, a la promoción de la igualdad, a una mejor salud y nutrición", comentó en aquella ocasión.

Michelle Obama, quien recientemente era nominada al Grammy por su audiolibro Becoming, viajará a lo largo de este mes con la actriz Julia Roberts a Vietnam y Malasia, también para trabajar en pro del empoderamiento de las niñas. De este modo, la exprimera dama no quiere dejar de lado esta causa que, junto con la alimentación saludable de los más pequeños, han marcado su paso por la Casa Blanca.

El libro de memorias que publicó hace exactamente un año -y cuyos ingresos, al menos una parte, irán a parar a ayudar a estas niñas- ha batido todos los récords. Hace solo unos meses, el ejemplar iba camino de convertirse en la biografía más vendida de la historia, superando las diez millones de copias vendidas únicamente en territorios de habla inglesa, hispana y alemana.

A lo largo de sus páginas, Michelle Obama detalla, entre otras cosas, la dura experiencia que supuso para sus dos hijas cambiar de vida con el fulgurante ascenso de su padre al poder, su primer beso con el exmandatario estadounidense o su día a día en la mansión de Washington en la que pasó 8 años de su vida y en la que había "tantas escaleras que no podía contarlas, además de ascensores, una bolera y una floristería", tal y como ella misma reconoció.

Michelle Obama dona 450.000 eu. de los ingresos de su libro de memorias para apoyar la...
Comentarios