miércoles 28/7/21

Mercurio transitará por delante del Sol este lunes, un fenómeno que no se repetirá hasta 2032

mercurio_5706981_20191107181347

Mercurio transitará por delante del disco solar, casi por su centro, este lunes 11 de noviembre. Este tránsito, que será visible aproximadamente entre las 13.30 y las 19.00 horas en España, acontece únicamente 13 veces por siglo. De hecho, el próximo tránsito de este planeta no sucederá hasta el 13 de noviembre de 2032.

Según el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), el final del tránsito será visible desde las Islas Canarias, con el Sol poniéndose justo en el horizonte, mientras que en la Península no será posible ver el final por unos minutos, siempre suponiendo que el horizonte oeste se encuentre totalmente libre de obstáculos.

Un tránsito es un fenómeno astronómico que consiste en el paso aparente de un determinado planeta por delante de la superficie del Sol. Desde la Tierra solo se puede contemplar tránsitos de los planetas Venus y Mercurio, ya que son estos los situados entre la Tierra y el astro solar.

Los planetas no giran en torno al Sol en un mismo plano sino que sus órbitas tienen una inclinación determinada con respecto a la de la Tierra, que se toma como referencia. Así, la órbita de Mercurio guarda una inclinación de 7º con la de la Tierra, y la de Venus 3,4º.

El alto valor de estas inclinaciones causa la rareza de estos fenómenos porque la mayoría de las veces se verán estos planetas pasar o por arriba, o por debajo del disco solar, no produciéndose ningún tránsito.

En promedio, acontecen un total de 13 tránsitos de Mercurio por siglo y el próximo visible desde España sucederá el sábado 13 de noviembre de 2032.

Para que desde la Tierra se pueda ver pasar por delante del disco solar a Mercurio es necesario que los tres astros (Sol, Mercurio y Tierra) queden prácticamente alineados, en línea recta, en el momento de la conjunción inferior del planeta, o sea, cuando Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol.

Este hecho solo sucede cuando Mercurio se sitúa en un punto determinado de su órbita, o muy cerca de él, llamado 'nodo orbital'. Hay dos nodos, el ascendente y el descendente, y la línea que los une se denomina 'línea de nodos'.

Comentarios