lunes 26/7/21

Luis, el médico que salvó a su madre enferma grave de Covid

Estaban ingresados en la misma habitación cuando a la madre de Luis se le paró el corazón 
Médico de familia en consulta. ARCHIVO
Médico de familia en consulta. ARCHIVO

Luis Gómez, jefe de anestesiología del Hospital General de Alicante, se contagió del virus después de una visita a sus padres supuestamente con principios de gripe. Era 1 de marzo y en aquel momento ya había algún caso aislado de Covid en España por lo que Luis no se alarmó por la salud de sus padres ni por la suya misma cuando dos días después el también se encontraba mal, "pensé en una gripe, pero me quedé en casa aislado, por si acaso".

Luis era positivo en Covid en ese momento y días después del "autoconfinamineto" tuvo que acudir al hospital por falta de oxígeno a lo que lo tuvieron que ingresar por una neumonía moderada por Covid. A Luis lo ingresaron en planta debido a que sus situación no era grave, llamaba con frecuencia a casa y parecía que sus padres también se encontraban superando la patología con éxito. Justo antes de darle el alta, la madre de Luis empeoró notablemente y tuvo que ser ingresada, "pedí que la ingresaran conmigo, en mi misma habitación, porque al ser ella una mujer anciana, así podría ocuparme yo de ella".

Días más tarde y después de valorar el estado de su madre, Luis solicitó a sus compañeros que no le diesen el alta y de ese modo poder cuidar él de su madre ya que los pacientes Covid no tenían permitido tener acompañantes. Al cuarto día la situción de la madre de Luis había empeorado de manera súbita y decidió avisar al personal médico. Más tarde su madre dejó de respirar y a pesar de contar con apoyo, Luis era la persona con más experiencia en tratar paciente críticos. "Pedí el carro de paradas, pedí la medicación necesaria y la entubé. Pero, desgraciadamente tras entubarla se le paró el corazón. Entonces empecé a reanimarla", ante la situación de estrés a la que se enfrentaba, los médicos que lo acompañaban le propusieron seguir ellos con el masaje a lo que Luis respondió: "Dejadme que siga dando yo el masaje porque es lo último que voy a hacer por mi madre".

Después de 20 minutos de masaje y respiración mecánica, el corazón de la madre de Luis volvió a latir. La bajaron a la UCI y allí estuvo 56 días, hoy puede decir que es una mujer con una salid de hierro y totalmente recuperada, "tenía que contagiarme de covid para poder estar al lado de mi madre en el momento que más lo necesitaba" comenta Luis.

Luis también nos ha contado como es la situación actual del Hospital de Alicante y la zona del Levante donde no pasan por buenos momentos, ha comentado como durante la primera ola no tuvieron un índice de hospitalizados tan alarmante como lo están teniendo durante esta tercera, donde se triplica. De todas maneras y aún con estos datos sobre la mesa Luis no pierde  la esperanza, “a pesar de las circunstancias, todos los profesionales del hospital estamos apoyándonos mutuamente, adaptando los equipos y las instalaciones al as circunstancias, para sacar la situación adelante. Todos estamos trabajando con la misma ilusión y las ganas de siempre”.

Comentarios