domingo. 21.07.2024

El verano trae consigo un aumento de incendios debido a las altas temperaturas y la sequedad de la vegetación. Para prevenir estos incendios, 31 vacas de la raza Galloway, pertenecientes a dos ganaderos navarros, ya están en los bosques de Navarra. Su función es prevenir incendios forestales, como el devastador incendio que afectó el término de Artadi hace dos años.

Adelardo Paternain y Sergio Cobo, los ganaderos detrás de esta iniciativa, llevan seis años criando esta peculiar especie. Alimentan a las vacas únicamente con hierba en pastizales y montes de Osacain y Ezcabarte, pero ahora, estos animales se han trasladado a la arboleda de Legarda, en Navarra. Su tarea es pastar en los bosques y reducir la masa arbustiva que fomenta los incendios durante el calor y la sequía. Estas vacas están abastecidas de agua desde el depósito local, con 900 metros de tubería financiada por Caja Rural. Además, llevan collares eléctricos y tecnología GPS para monitorear sus movimientos.

Los 145 habitantes de Legarda están encantados con sus nuevos vecinos bovinos. El traslado de estas vacas es una medida preventiva para evitar incendios en épocas secas. Los vecinos recuerdan con precisión el incendio de hace dos años, que dejó cientos de hectáreas quemadas, tres edificios destruidos y numerosos daños materiales en el municipio.

Llegan las vacas bomberas a los bosques de Navarra contra los incendios