miércoles 28/7/21

Ligar en tiempos de pandemia ya es posible gracias a la hora feliz de un supermercado alemán

Esta iniciativa ha sido promovida por la filial Edeka en Volkach (Baviera)

Super Edeka - Voilkach
Super Edeka - Voilkach

La pandemia ha cambiado nuestra forma de socializar con los demás, distancias, aforos, toques de queda, restricciones de movilidad y discotecas cerradas. Este último fenómeno puede resultar banal y carente de relevancia en esta crisis sanitaria, sin embargo, es un tema que también ha repercutido gravemente en las personas. 

La esencia de las discotecas, bares o pubs de noche residía en ser lugares de socializar, de acercamientos y sobre todo de ligar. Ahora todo eso se ha volatilizado y por eso, una franquicia de supermercados alemanes ha solventado el problema implementando una hora de “shopping de solteros”. 

Este periodo de ligoteo mientras haces la compra, tiene lugar todos los viernes de 18 a 20 horas. Allí, podrán acudir todas las personas solteras que deseen encontrar pareja o algún rollo. Deberán colocarse una pegatina en forma de corazón que se les facilitará en la entrada del establecimiento añadiendo su número de teléfono además de rellenar un formulario con sugerencias preestablecidas. Mientras hacen la compran, aprovechan y mirar si hay alguien que les interesa. Si esto ocurre, tendrán que dirigirse a la caja y un empleado llamará por megafonía al elegido. Para los que sean más tímidos podrán dejar el número de teléfono al trabajador y este se lo dará a la persona indicada.

La iniciativa, por surrealista que parezca, lleva dos años realizándose, sin embargo, ha sido ahora, a raíz del Coronavirus cuando ha reavivado. Seguramente, las personas antes de la epidemia veían ridículo intentar tontear en un lugar cuyo único propósito reside en comprar alimentos.  No obstante, esta propuesta va más allá, y sigue innovando al colocar en el establecimiento reproducciones de obras de estilo “pop art” como la llamada pieza "Banana Split" en la que se puede apreciar a una mujer desnuda recostada sobre un cuenco con ese conocido postre. Sin embargo, los pezones de la figura tuvieron que ser tapados tras las quejas de algunos clientes (el resto de días y de horas sigue siendo un supermercado al uso).

Lo único que pretende Christoph Kolb, gerente de la tienda, es dar otro enfoque a la situación, respetando en todo momento las medidas anti-covid, y que la gente puede seguir relacionándose.

 Muchos de los clientes aseguran que les es más fácil esta manera de ligar puesto que al ir con mascarilla, no les cuenta tanto mantener una conversación con alguien. Además, se aseguran que todas las personas que llevan la pegatina buscan algo. 

Comentarios