lunes. 26.02.2024

En Sudamérica un 88% de las personas que sufren un infarto fallecen, en Europa la cifra casi se invierte, un 83% se salva. Por ese motivo, Diego, un ingeniero mexicano desarrolló un guante médico con capacidad para detectar pulsaciones e incluso realizar un electrocardiograma y remitir los resultados al centro médico.

Óscar tuvo un objetivo igual de significativo, crear un dispositivo para detectar el ictus a tiempo, su solución, una pulsera que puede detectarlo y ayudar a que los daños sean los mínimos. Detecta una de las arritmias cardíacas que provocan los ictus con mayor frecuencia. El ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres.

No solo han inventado tecnología que puede prevenir la muerte, sino también alguna que puede mejorar la vida. Julio inventó un gorro que detecta las órdenes del cerebro y es capaz de transformarlas en movimiento mediante una mano biónica para las personas que no tienen movilidad en esta extremidad, un exoesqueleto que funciona mediante señales cerebrales y que podría devolver el movimiento a las personas que lo perdieron.

Para las personas invidentes también han pensado una forma de facilitar su día a día. Un mecanismo muy fácil de utilizar, funciona mediante el teléfono móvil del usuario y se activa automáticamente cuando la cámara detecta el QR de unas pegatinas. En ese momento se reproduce un audio que cuenta el contenido del adhesivo.

Sin duda, inventos tecnológicos que podrían mejorar millones de vidas a lo largo de todo el mundo y en muchos casos, salvarlas.

Jóvenes ingenieros tienen el sueño de poner en marcha un dispositivo que puede salvar...