sábado 23/10/21

Dr. Lloreda, el pediatra que salvó la vida de un padre y su hija gracias a Twitter

Gracias a un hilo de la red social el pediatra descubrió que la niña padecía síndrome de Peutz-Jeghers
Pediatra con un padre y su hija. Imagen de archivo
Pediatra con un padre y su hija. Imagen de archivo

Todo comenzó cuando el médico pediatra José María Lloreda publicó un hilo de twitter en 2020 en el que relataba el caso que vio en urgencias cuando durante el verano, atendió a una niña de 12 años que padecía un fuerte dolor abdominal.

El doctor decidió continuar explicando por twitter los pasos que siguieron hasta descubrir el motivo de sus dolores. Tras varias investigaciones, analíticas y pruebas, le detectaron dos bultos.

Finalmente, se dieron cuenta de que la niña padecía el síndrome de Peutz-Jeghers, una afección genética que provoca el desarrollo de tumores no cancerosos en el aparato digestivo. El médico decidió aprovechar la situación y explicar esta enfermedad genética a sus seguidores.

Lo que nunca se imaginaría José María es que con la publicación de este hilo iba a salvar la vida del marido e hija de una tuitera, quien, tras leerlo y ver las fotografías que acompañaban a este caso clínico, no podía dejar de pensar en las pecas de sus familiares.

Aunque ninguno de los dos había sido diagnosticado previamente de esta enfermedad, la mujer decidió mandarle una foto de su hija a José María Lloreda quien rápidamente le contestó:  "Ese día le dije que tenía que ir a su pediatra o a su médico con el nombre de la enfermedad y contando los antecedentes. Incluso al médico del padre si no le hacían caso" cuenta Lloreda”.

Meses después de la publicación del hilo, la joven @dibujosdenube decidió contar lo sucedido y agradecer al doctor: “Las pecas en los labios (que en realidad son pigmentaciones asociadas a este síndrome) son típicas para reconocer esta afección hereditaria”. “A mi chico, con 43 años y un cáncer hace 13, tampoco se lo habían detectado”.

 “Las pruebas genéticas confirmaron el diagnóstico de José María Lloreda. Ahora nuestra realidad se ha transformado: seguimiento desde oncología, digestivo, urólogo... Las pruebas digestivas son iguales para peques y adultos: gastroscopias y colonoscopias”, explicaba la joven antes de agradecer al médico y subrayar que un diagnóstico precoz es clave para luchar contra cualquier tumor.

“Y gracias a aquel hilo, ahora tenemos una oportunidad de adelantarnos. A veces, pequeños gestos, te cambian la vida”. concluía la joven.

Comentarios