martes. 29.11.2022

Jesús escuchó los gritos desesperados de su vecina Paqui y no se lo pensó dos veces: saltó la valla de la casa, entró en ella y se encontró el terrible escenario. El marido de la mujer había incendiado una habitación y había encerrado a su esposa dentro.

“Estaba todo lleno de humo, no se veía nada”, explica, relatando que había escuchado a su vecina gritar “socorro, auxilio, que me quemo, ayudadme”. “Una vez que subí las escaleras estaba el hombre aguantando la puerta. Su reacción fue quedarse con la puerta. Yo lo aparté, abrí la puerta y llamé a la mujer”, explica Jesús.

Jesús pidió a su vecino que dejase salir a la mujer y, ante su negativa, intentó entrar en el domicilio. El marido estaba bloqueando la puerta para que no saliera su mujer ni entrase su vecino. Jesús lo apartó de un empujón y sacó a su vecina, que tenía el pelo y la ropa quemados. Las quemaduras y la intoxicación por inhalación de humo no revisten gravedad.

Fue así, gracias a su actuación, como ella pudo escapar de una muerte segura. “No podía ni respirar apenas. Estaba toda chamuscada, con el chaleco casi ardiendo, los pelos casi ardiendo también…”, relata.

Al detenido no le frenó ni tener la jefatura de la Policía Local enfrente. “El hombre estaba en el salón, tan tranquilo, con una bolsita metiendo papeles”, explican otras vecinas de Castilleja de la Cuesta, la localidad sevillana donde se contextualizan los hechos.

El ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta hará un reconocimiento al vecino el próximo 31 de enero debido a la "valentía y a la importante actuación" de Jesús, según informa el diario ABC de Sevilla.

Jesús, el ángel de la guarda que salvó a una mujer de ser quemada por su marido en Sevilla
Comentarios