martes. 29.11.2022

La rápida reacción de la pequeña Isla Glaser, de cuatro años, ha sido providencial. Se encontraba en casa, en Nueva Jersey, con sus hermanos gemelos de 1 año y su hermana de 2. También con su madre que de manera inesperada cayó al suelo. Al ver que no podía despertarla enseguida llamó al 911. Según se recoge en 'NBC', les dijo “mi mamá se ha caído al suelo y no puede hablar”. Al otro lado del teléfono el operador empezó a preguntarle si estaba dormida, si tenía los ojos abiertos o si podía despertarla.

Ante las respuestas negativas de Isla desde el servicio de emergencias le insistieron en que estuviese tranquila porque ya habían salido hacia su casa. La pequeña les señaló que entendía todo y les explicó que sus hermanos estaban con ella tratando de callar al perro de la familia que no dejaba de ladrar.

El equipo de emergencias llegó, pero se encontró con que la puerta estaba cerrada. Le pidieron a Isla que buscase una silla para que lograse alcanzar la cerradura. Si no, no podrían entrar. Así lo hizo la pequeña, arrastró una y consiguió abrir la puerta. Rápidamente les llevó al lugar en el que se encontraba su madre, Haley, tumbada en el suelo inconsciente.

Mientras los servicios de emergencia se ocupaban de la madre, Isla se encargó de dar el desayuno a sus hermanos al tiempo que les decía que no se preocuparan porque “mamá va a estar bien”. A Haley la llevaron a un hospital donde estuvo ingresada durante cuatro días. Aunque no han querido decir cuál fue la causa de su desplome ya se recupera en casa.

La policía, que se ha encargado de contar todo lo que le ha sucedido a esta familia, recalcaba que, de no haber sido por la actuación de la pequeña Isla, quizá su madre hubiera sufrido unas graves consecuencias.  Por esa razón, y por su heroísmo, la policía de Franklin ha premiado a Isla hace unos días en sus oficinas centrales.

Isla, con solo 4 años, salvó la vida de su madre al llamar a Emergencias
Comentarios