sábado 31/10/20
Casi el 9% de las niñas y niños atendidos en el primer semestre ha solicitado ayuda por primera vez durante el estado de alarma

El IAM en Córdoba da apoyo psicológico a 68 menores víctimas de violencia de género y sexual

Tolerancia Cero contra la violencia de género. Fuente: Agencias
Tolerancia Cero contra la violencia de género. Fuente: Agencias

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Córdoba ha atendido a 68 menores en los diferentes programas de ayuda psicológica dirigidos a adolescentes, hijas e hijos víctimas de violencia de género y violencia sexual durante el primer semestre del año. El 8,82% de las niñas y niños atendidos han recibido por primera vez ayuda durante el estado de alarma declarado en España a causa del COVID-19. Asimismo, el IAM ha ofrecido asesoramiento a 72 padres, madres y tutores legales. En definitiva, en los primeros seis meses del año se ha prestado atención a 140 personas, entre menores y familias, víctimas directas e indirectas de la violencia machista.

La asesora de programa del IAM en Córdoba, Lourdes Arroyo, ha explicado que “ha sido especialmente difícil acceder a esta población infantojuvenil que ha vivido la situación producida por el COVID-19 de una forma diferente y, podríamos decir, incluso más dura que las personas adultas. Estoy hablando de mayores restricciones de movilidad, un calendario escolar que no ha parado, determinadas necesidades propias del desarrollo psicosocial, afectivo y cognitivo que se han visto limitadas por este contexto...”. En esta sentido, ha insistido en que “incluso en esta situación hemos podido detectar seis nuevos casos que se han incluido en nuestros itinerarios y han podido beneficiarse de una atención integral que también se ha adaptado a sus nuevas necesidades en una situación de violencia influenciada indudablemente por la emergencia social generado por el COVID-19”.

Asimismo, Arroyo ha puesto en valor que “Andalucía es pionera en la inclusión y consideración como víctimas de la violencia de género de pleno derecho tanto a las chicas menores de edad que sufren violencia, así como a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género. Así tenemos programas pioneros y referentes no solo en España, sino en Europa”.

En concreto, en el Programa de atención psicológica a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género se dio cobertura a 48 menores, cuatro durante el confinamiento, y también se ha asesorado a 29 madres. En total, se ha dado a apoyo a 77 personas. Este programa se dirige a menores de 0 a 17 años, incluyendo también la atención perinatal, es decir, desde la gestación, el parto, el postparto y la crianza de los 0 a 3 años así como el resto de la primera infancia (hasta los 5 años). Este servicio está dirigido específicamente a menores, pero también asesora a las madres con el objetivo de informarlas sobre los efectos psicosociales de la violencia machista en sus hijas e hijos, aprendan a identificar las señales de alarma previas a la reproducción de conductas de violencia, a mejorar las relaciones y la comunicación y, por último, orientar a estas mujeres sobre las pautas educativas más adecuadas en función de la edad. La franja de edad entre los 6 a 14 años es la que tiene más demanda. 

Mientras tanto, en el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género se ha atendido a 11 chicas, de las que cinco han pedido ayuda por primera vez en estos seis meses, dos de ellas durante el estado de alarma. Asimismo se ha dado asesoramiento a 20 familiares. Este  programa ofrece atención psicológica, individual y grupal a adolescentes de entre 14 y 18 años que sufren o han sufrido violencia de género en sus primeras relaciones de pareja, y además se orienta e informa a las madres, padres y/o tutores de las menores. 

Como complemento a esta prestación, se puso en marcha el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad especializada en violencia sexual donde el pasado año se intervino con nueve adolescentes. Además se asesoró a 10 familiares. Este servicio ofrece atención especializada para hacer frente a las consecuencias psicológicas derivadas de las agresiones y/o abusos sexuales sufridos por las menores usuarias. El programa está implementado con un equipo de psicólogas expertas en violencia de género y otro de sexólogas expertas en violencia sexual. Además, también se orienta y asesora a las familias. 

Y, por último, en el Servicio de apoyo en crisis a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género con resultado de muerte (o gravemente heridas) se dio cobertura a 13 personas mayores de edad del entorno de la víctima. Este es un recurso de intervención temprana e integral con perspectiva de género dirigido a potenciar la resiliencia de las personas menores de edad y a minimizar las vulnerabilidades en el afrontamiento  de este hecho traumático. El servicio se lleva a cabo en la localidad donde suceden los hechos o se encuentran las hijas e hijos de la mujer asesinado o gravemente herida, garantizando de esta manera el acceso de cualquier familia al recurso, logrando así fortalecer la estrategia comunitaria de los modelos de abordaje integral en violencia contra las mujeres en Andalucía. Estas actuaciones se complementan con la intervención con la comunidad educativa a las que acuden las y los menores con una sesión dirigida al Claustro y otros profesionales del centro, y otra sesión para el AMPA.

En Andalucía se ha dado apoyo psicológico a 713 menores, el 12% han recibido por primera vez ayuda durante el estado de alarma. Asimismo, el IAM ha ofrecido asesoramiento a 598 padres, madres y tutores legales. En total, hasta junio se ha prestado atención a 1.311 personas entre menores y familias.

Comentarios