domingo. 21.04.2024

Para los escaladores, el monte Everest es la prueba definitiva. Pero no para una madre y una hija de Oklahoma, que ya han conquistado algo mucho más difícil. Valari y Jess Wedel esperan convertirse en el primer equipo estadounidense de madre e hija en alcanzar el pico más alto del mundo. CBS News habló con ellos a través de Zoom desde el campamento base del Everest.

Jess Wedel afirmo que el viaje no se trataba únicamente de llegar a la cima. "Existe la posibilidad de que podamos llegar allí y eso sería increíble, pero si no estamos disfrutando de cada momento en el camino, entonces casi hemos perdido el punto", aseguró la joven.

La pareja madre e hija son unas experimentadas escaladoras y decidieron emprender el camino hacía la cima del mundo hace varias semanas atrás.

Es una experiencia brutal para la madre, Valari Wedel, quien tiene 61 años y tiene asma. Pero también para Jess Wedel, a quien le diagnosticaron cáncer de ovario en 2016. Ha tenido múltiples cirugías y meses de quimioterapia. Ahora está libre de cáncer y ha decidido emprender esta nueva aventura con su madre.

"Se siente como si parte de nuestra curación fuera llegar a las montañas y poder disfrutar del otro y divertirnos y simplemente vivir la vida", aseguró Jess Wedel.

Desde que empezó su aventura, ya han capeado tormentas en el Everest. La pareja dijo que hubo fuertes vientos con tormentas de nieve durante 43 horas.

"Cuando decimos que vivimos todos los días, realmente lo hacemos porque hemos estado en un lugar donde tal vez no teníamos al día siguiente", dijo Valari Wedel. Están viviendo la aventura de su vida, pero el tiempo juntos ha sido el mejor regalo.

Una hija sube a la cima del Everest junto a su madre tras lograr vencer al cáncer