jueves 20/1/22

Si te cuesta ver la luz al final del túnel COVID-19, te sugerimos que pruebes echar un vistazo desde otro túnel, el túnel Lincoln para ser exactos.

Es allí, en el lado de Nueva Jersey, donde un compasivo trabajador de un motel se asegura de que la gente tenga un techo sobre sus cabezas ofreciendo habitaciones gratuitas a la gente necesitada.

El motel Lincoln Tunnel de North Bergen lleva años en la familia de Brian Arya. Aunque albergaba aspiraciones a una carrera de actor, Arya empezó a trabajar en el turno de noche en 2012, y hace cinco años su padre le regaló la propiedad parcial.

Al comienzo de la pandemia, Arya vio de primera mano la creciente necesidad de lugares asequibles para alojarse. "La gente empezó a ser puesta en cuarentena, los cierres empezaron a producirse, y entonces empezamos a ver una afluencia de personas sin alojamiento. Ya sabes, no podían pagar el alquiler y venían a nuestro motel", dijo a CBS News.


Ahora, gracias a su creativo copropietario, la humilde hospedería es "famosa en Internet".

Aprovechando sus raíces teatrales, Arya ha creado un flujo constante de vídeos humorísticos, y a menudo conmovedores, y los ha publicado en TikTok. La serie satíricamente llamada "Motel Hell" cuenta actualmente con más de 880.000 seguidores.

Con una audiencia tan grande, a Arya se le ocurrió una idea: ¿Qué pasaría si pusiera habitaciones gratuitas a disposición de los seguidores de TikTok que necesitaran un lugar donde alojarse?

@ltmotel thank u for helping our community! #motelhell #newjersey #TikTokGGT ♬ more than a woman x hot in herre - Lilli

 

En lugar de limitarse a reflexionar sobre la idea, Arya la convirtió en realidad, lanzando un programa "Free Room for You" que ofrece alojamiento gratuito a cualquier persona que no tenga una vivienda viable.

A partir de ahí, dice, su buena acción simplemente "se convirtió en una bola de nieve".

Comenzaron a llegar donaciones de alimentos, artículos de aseo y fondos para hacer frente a los gastos de la habitación. Los estudiantes universitarios locales enviaron una pila de suministros de su despensa. La lista de deseos de Arya en Amazon se agotó rápidamente con las generosas donaciones de los colaboradores de todo el país.

Cuando llegó el frío del invierno y las temperaturas empezaron a descender, la "brigada del pago" del motel aceptó el reto. En el momento en que el termómetro marcaba 18º, Arya menciona los esfuerzos de un donante anónimo que dejó unos 20 paquetes de ayuda caseros llenos de artículos de primera necesidad, que luego pudo distribuir entre los residentes del motel y las personas que llegaban de la calle en busca de ayuda.

Arya calcula que hasta ahora ha repartido entre 50 y 60 habitaciones gratuitas. Señala que los huéspedes de larga duración cuya vivienda se evaporó al inicio de la pandemia han formado un vínculo parecido al de la familia. "Definitivamente hay una comunidad allí", dijo Arya a la CBS. "[Tienes] que conocer a la gente, conocer sus historias. Y tengo la suerte de poder hacerlo".

Con las nuevas variantes del coronavirus, es posible que aún queden días oscuros por delante. Sin embargo, hasta que pasen esos tiempos -parafraseando el famoso eslogan del Motel 6-, al menos en este motel de Nueva Jersey, "dejaremos encendida la luz al final del túnel para ti".

Brian, el joven que presta habitaciones de su hotel gratis a los necesitados
Comentarios