viernes 22/10/21

Guardias civiles trabajan en Irak como instructores para enseñar a los policías cómo tratar a individuos desarmados

Imagen: mediaset
Imagen: mediaset

Miles de personas participaron el sábado en una vigilia celebrada en las calles de la ciudad de Kerbala, en Irak, en memoria de las víctimas mortales en la última oleada de manifestaciones contra el actual Gobierno del país.

Una investigación en curso de las autoridades ha demostrado que en la primera semana de octubre, 149 civiles fueron asesinados por las fuerzas de seguridad en su intento de reprimir las protestas. El país no tiene todavía una Policía suficientemente preparada.

Por eso, desde hace cuatro años, agentes españoles de la Guardia Civil trabajan en Irak como instructores. Entre otras cosas, les enseñan a esposar a un detenido sin hacerle daño o a reducirlo.

Los agentes españoles motivan a una Policía acostumbrada a tratar con terroristas para que se impliquen y mejoren el trato hacia los jóvenes desarmados.

Comentarios