jueves 6/8/20

El afortunado Óscar, el gato que consiguió sobrevivir tras pasar 12 minutos en la lavadora

Gato común. Fuente: Pixabay
Gato común. Fuente: Pixabay

Dicen que los gatos tiene siete vidas. En el caso de Oscar, un gato de raza birmana de dos años que vive tranquilamente en Australia junto a su dueña, Amanda Meredith, quizá haya agotado una de ellas tras la terrible experiencia, aunque con final feliz, que le ha tocado vivir. El felino pasó 12 minutos dentro de una lavadora en marcha y sobrevivió para contarlo.

Según relata su Amanda, su mascota estaba buscando un sitio tranquilo para descansar cuando vio entreabierta la puerta de la lavadora y no lo dudó: se introdujo en el electrodoméstico y se dispuso a dormir la siesta sin nadie que le molestara. Algo que le pudo costar muy caro, ya que sus dueños, Amanda y su marido, no se dieron cuenta y decidieron lavar la ropa sucia dentro del electrodoméstico.

Según contó a ABC NEWS, se dieron cuenta de que algo iba mal cuando escuchó un ruido muy extraño procedente de la lavadora. Cuando se acercó al tambor, pudo ver al gato dentro del electrodoméstico. Tras 12 minutos de interminable programa de lavado, pudieron abrir la puerta para sacar, milagrosamente vivo, al pequeño felino.

"El pobre gatito tenía sus patas en el cristal del tambor mientras daba vueltas y me miraba", cuenta Amanda. "Fue muy trágico", relata.

Cuando lo sacaron, lo llevaron al veterinario para que lo examinara. El felino había sufrido el ciclo del agua caliente de la lavadora y había sido golpeado y magullado por el tambor, pero, afortunadamente, estaba bien. Estaba "muy suave", describe su dueña.

Además, cuenta la dueña que Oscar no ha desarrollado ningún tipo de trauma o miedo al electrodoméstico. "Se sienta delante y observa como va dando vueltas", dice la dueña.

Dan Capps, el veterinario que atendió al gato, explica que situaciones como las de Óscar no son del todo anormales: "Esta no es la primera vez que esto sucede y, en épocas de frío, es el lugar perfecto para que los felinos intenten resguardarse para disfrutar de una cálida siesta". Por eso, pide a los dueños de gatos que revisen sus lavadoras antes de ponerlas en funcionamiento. Óscar se salvó porque "es un gato tan afortunado como fuerte".

Comentarios