jueves 25/2/21

Una enfermera da la mejor noticia de San Valentín a su padre: Está curada del cáncer

Victoria Glosson acaba de recibir su título de enfermera junto a una muy buena noticia: se ha curado del cáncer. Ahora esta joven enfermera puede hacer lo que antes era imposible, trabajar en primera línea para ayudar a pacientes covid. 

210215_wn_ender_hpMain_16x9_992
Victoria Glosson, la joven enfermera curada del cáncer

 Victoria Glosson, una joven de Oakridge, Carolina del Norte, estaba a punto de terminar su tercer semestre en la escuela de enfermería cuando le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin. "Al principio estaba extasiada y en estado de shock", dijo World News Tonight.

"Fue una batalla tan larga para mí, y no podía creer que finalmente llegáramos al final. Tuve que pasar por tanto, y llegar a este punto fue increíble". Glosson tuvo que someterse a un tratamiento mientras continuaba con sus estudios. Ha luchado contra el cáncer durante más de un año y medio y, por fin, esta semana llegaba la gran noticia: está libre de cáncer.

"Estaba decidida a salir adelante. Tenía que recibir inyecciones de Neulasta después de la quimioterapia para mantener el recuento de glóbulos blancos. Esas inyecciones dolían, y era como si cada trozo de tus huesos se rompiera", dijo. "A veces, mi padre tenía que llevarme a la clínica...Tenía que ser fuerte para que los pacientes a los que atendía no vieran mi dolor".


Como un gran regalo de San Valentín, la joven enfermera decidió sorprender a su padre, el sheriff Barry Glosson, con la gran noticia de su recuperación. Le pidió que pusiera música a todo volumen con unos auriculares y le retó a que le leyera los labios.

"No tengo cáncer", dijo Glosson en voz baja mientras su padre intentaba descifrarlo. Cuando se dio cuenta de lo que decía su hija, el sheriff saltó y corrió hacia su mujer, Smita, y la abrazó. "Estaba abrumado de alegría y muy emocionado", dijo Barry Glosson a World News Tonight. "Vi a mi hija pasar por la batalla más dura de su vida... Fue muy aterrador ver a mi hija vivir esta pesadilla. La felicidad en mi corazón es indescriptible".

Ahora Victoria Glosson, esta joven y prometedora enfermera está lista para trabajar y seguir adelante con el apoyo de su familia. Pronto volverá a estar en primera línea trabajando como enfermera para ayudar a los pacientes a combatir el COVID-19 en el servicio de urgencias de un hospital de Greensboro.

Comentarios