miércoles 27/1/21

Emily Anderson, una niña con parálisis cerebral, podrá volver a caminar gracias al donativo de un empresario anónimo 

Un donante anónimo paga la cirugía espinal que cambiará la vida de Emily Anderson, una niña con parálisis cerebral

 

Emily Anderson es una niña de cuatro años que sufre de parálisis cerebral. La niña necesita someterse a una operación de médula espinal costeada en 75.000 libras esterlinas (84.300 euros). Con dicha cirugía la niña podría volver a caminar. 

Hace cerca de ocho semanas la madre de la niña organizó una campaña para reunir fondos para la cirugía espinal que su hija necesita, pero es muy cara para la familia. Un día después de hacer viral la campaña en Internet la madre recibió la llamada de un empresario que se ofreció a pagar los costes de la operación y los tratamientos posteriores de Emily además de comprarle también un billete al parque temático de Disney. 

El donante no ha querido dar su nombre, y permanecer así en el anonimato pero obra de solidaridad se ha hecho viral, y le ha cambiado la vida a Emily Anderson, una niña que gracias a su ayuda podrá caminar después de depender toda la vida de una silla de ruedas. 

Comentarios