viernes. 07.10.2022

Diez años de cárcel para la mujer que mató a su vecino de un disparo. Se trata de una expolicía de Dallas, Texas, que se habría confundido de casa e identificó a la víctima como un ladrón.

Antes de anunciar la condena, hasta la a propia jueza calificaba del caso como "difícil". Y es que todo parece ser una confusión fatal. Una confusión con resultado mortal por la que Amber Guyger, una expolicía de Texas, pasará diez años en prisión acusada de tirotear a su vecino, un joven de 26 años.

Ocurrió en septiembre del año 2018. Según el relato de la condenada, llegaba a casa después de una larga jornada de trabajo cuando, por error, entró en el apartamento del joven sin percatarse de ello. Allí, se lo encontró viendo la televisión y comiendo helado. Creyó que era un ladrón y disparó.

El jurado acepta su versión de que todo fue un error fatal y aunque el padre de la víctima se pregunta cómo pudo ser ocurrir algo así, la familia de la víctima se resigna. De hecho, durante el juicio, el hermano se fundió en un abrazo con la mujer que había quitado la vida a su hermano meses atrás.

Así termina un caso polémico con una sentencia que unos ven como una victoria de la comunidad negra y otros como una condena insuficiente.

El hermano de un joven asesinado disculpa a la mujer que acabó con su vida, ya que todo...
Comentarios