viernes. 19.08.2022

La genética de los elefantes es un factor determinante para todos, son seres vivos multicelulares con una posibilidad muy baja de tener cáncer de cualquier tipo. Es por ello que los investigadores y científicos llevan años analizando el por qué de este hecho y ahora han descubierto cual es la clave. Se encuentra en las interacciones moleculares de la proteína p53, los elefantes tienen 20 veces esa copia a diferencia de la única copia del ser humano. La copia es estructuralmente diferente, lo que hace que la capacidad regenerativa del animal aumente.

Todos los seres vivos pueden padecer cáncer pero la mortalidad en seres humanos por dicha enfermedad es de un 25% mientras que en los elefantes no llega al 5%. En el Instituto de Biotecnología y Biomedicina de la Universitat Autònoma de Barcelona han encontrado una explicación genética sobre la resistencia de los paquidermos al cáncer que puede ayudar a mejorar la forma de los humanos a combatir dicha enfermedad. El estudio se centra en analizar como se activan las 20 formas diferentes de la proteína p53 denominado el "guardián del genoma".

El cáncer se caracteriza por el resultado de errores y alteraciones al azar en el desarrollo de la renovación celular. Los genes supresores de tumores se encargan de regular y promover ese crecimiento celular, el p53 es uno de los más conocidos. Este gen posee múltiples funciones, ya que además de regular y promover la regeneración celular, ayuda a impedir la formación de células anormales, incluso las células cancerosas.

El estudio publicado por la revista Molecular Biology and Evolution ha supuesto un avance en la comprensión de el bajo porcentaje de mortalidad por cáncer en estos animales. Según los investigadores "la interacción regulada entre p53 y MDM2 es esencial para que las células sanas se dividan y repliquen, las dañadas se reparen y se destruyan las células con reparaciones fallidas o daños extensos". De este modo han hallado que "las diferentes isoformas de p53 que se encuentran en el elefante no se degradan ni son inactivadas por MDM2a diferencia de lo que ocurre en los humanos".

Este estudio complejo muestra que "el elefante puede parecer genéticamente superdotado con 40 alelos, o versiones, de sus veinte genes p53, pero cada uno de estos alelos es estructuralmente ligeramente diferente, lo que da a este animal una gama mucho más amplia de interacciones moleculares contra el cáncer que un humano con sólo dos alelos de un solo gen" detallan los investigadores.

El hallazgo en el gen del elefante que ayuda a combatir mejor el cáncer
Comentarios