jueves. 23.05.2024

Linda Munkley, una mujer de Reino Unido, no podrá olvidar lo que sus dos perras Bea y Enya han hecho por ella. Munkley ha sido diagnosticada de cáncer de mama después de que sus perras se lo detectaran sin ella saberlo.

Las dos canes, de raza pastor alemán, estuvieron durante días comportándose de forma rara. Le daban golpes en el pecho y le olfateaban la zona. Cuando la mujer fue al hospotal le dijeron que se lo agradeciera a sus perras, cuenta el medio 'WalesOnline'.

"Su comportamiento me hizo buscar y descubrir bultos, así que el cáncer fue detectado en sus primeras etapas, lo que significa que pudimos abordarlo con éxito. Mi médico, incluso, dijo que era uno de los mejores casos que habían visto y tratado", asegura.

La mujer se está someteindo a sesiones de quimioterapia cada tres semanas para ayudar a prevenir una recaída y espera recibir pronto el alta médica.

Dos perras salvan la vida a su dueña al detectar que sufre un cáncer de mama