viernes 30/10/20

Las Doctoras Charpentier y Doudna, Premio Nobel de Química por su contribución a la edición del genoma, que ya ha salvado vidas y salvará millones de ellas

Dra. Charpentier y Doudna | TekCrispy
Dra. Charpentier y Doudna | TekCrispy

El Premio Nobel de Química de este año ha sido otorgado a dos científicas que transformaron un oscuro mecanismo inmunológico bacteriano, comúnmente llamado CRISPR, en una herramienta que puede editar de manera simple y económica los genomas de todo, desde trigo hasta mosquitos y humanos.

El premio ha sido para Emmanuelle Charpentier, de la Unidad Max Planck para la Ciencia de los Patógenos, y Jennifer Doudna, de la Universidad de California, Berkeley, "por el desarrollo de un método para la edición del genoma".

Primero demostraron que CRISPR, podía editar el ADN en un sistema in vitro en un artículo publicado en la edición del 28 de junio de 2012 de Science. Su descubrimiento fue rápidamente ampliado por muchos otros y pronto convirtió a CRISPR en una herramienta común en los laboratorios de todo el mundo. El editor del genoma dio lugar a industrias que trabajaban en la fabricación de nuevos medicamentos, productos agrícolas y formas de controlar plagas.

Muchos científicos anticiparon que posiblemente Feng Zhang del Broad Institute, quien demostró 6 meses después que CRISPR funcionaba en células de mamíferos, compartiría el premio. 

“La capacidad de cortar el ADN donde se desee ha revolucionado las ciencias de la vida. Las tijeras genéticas fueron descubiertas hace 8 años, pero ya han beneficiado enormemente a la humanidad”, dijo Pernilla Wittung Stafshede, bióloga química de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en la sesión informativa del premio.

CRISPR también se utilizó en uno de los experimentos biomédicos más controvertidos de la última década, cuando un científico chino editó los genomas de embriones humanos, lo que resultó en el nacimiento de tres bebés con genes alterados. Fue ampliamente condenado y finalmente sentenciado a prisión en China, un país que se ha convertido en un líder en otras áreas de la investigación CRISPR.

Aunque a los científicos no les sorprendió que Doudna y Charpentier ganaran el premio, Charpentier se sorprendió. "Por mucho que me hayan otorgado varios premios, es algo que escuchas, pero no te conectas completamente", dijo en una llamada telefónica con los funcionarios del Premio Nobel. "Me dijeron varias veces que cuando sucede, te quedas sorprendida y sientes que no es verdadl".

En una conferencia de prensa, Doudna dijo que estaba dormida y perdió las llamadas que le hacían  desde Suecia, y solo se despertó para contestar el teléfono finalmente cuando llamó un reportero de Nature. "Quería saber si podía comentar sobre el Nobel y le dije: Bueno, ¿quién lo ganó? Y se sorprendió de que ella fuera la persona que me lo dijera en primera instancia".

Ningún Nobel de ciencia anterior se ha otorgado a dos mujeres solamente. "Es fantástico para las mujeres especialmente jóvenes ver esto y ver que el trabajo de las mujeres puede ser reconocido tanto como el de los hombres", dijo Doudna. "Creo que para muchas mujeres, existe la sensación de que no importa lo que hagan, su trabajo nunca será reconocido igual que si fueran hombres. Y me gustaría ver ese cambio, por supuesto, y creo que esto es un paso en la dirección correcta ".

Doudna agregó que solía recibir miradas de desconcierto cuando decía que trabajaba en un sistema inmunológico bacteriano. Las bacterias usan la forma original de CRISPR para defenderse de los virus, cortando su ADN. "Estoy muy contenta de que la descripción del premio Nobel comenzara con la respuesta inmune adaptativa bacteriana, que es un sistema realmente asombroso, lo que destaca cómo la investigación básica es absolutamente crítica para las aplicaciones médicas", dice Maria Jasin, investigadora de CRISPR de Sloan Kettering Instituto.

Comentarios