lunes. 22.04.2024

Los hermanos Martínez llevan desde los 16 años fabricando o restaurando retablos y figuras religiosas para iglesias de España desde Guadalajara. Son dos hermanos, que se dedican a recuperar el patrimonio religioso que se estropea en los templos o a esculpir para las nuevas iglesias que se abren en el mundo.

El proceso es sencillo, pero laborioso. Esculpen la madera a mano, moldean con la gubia, se dibuja la sangre de Cristo crucificado y se cubre de pan de otro el retablo. En este taller se fabrican las figuras religiosas del país.

David y Álvaro, los hermanos Martínez, llevan ahora el negocio bajo la mirada de su padre y del abuelo, quien fue fundador. Para ellos, el secreto de la figura es el rostro y los pequeños detalles. Por eso, una de sus herramientas más destacadas es la pluma de paloma, que usan para pintar.

Uno de sus trabajos más destacado es la restauración de la iglesia de Lorca, hundida tras el terremoto de 2011. Se dedicaron a rehacer el retablo, es decir, la estructura arquitectónica situada detrás del altar.

David y Álvaro, los hermanos de de Guadalajara que fabrican y restauran retablos en...