sábado 24/7/21

Cruz Roja visibiliza y da voz a mujeres que han roto barreras de género en el empleo

Una teniente del Ejército de Tierra, una conductora de ambulancia, una encargada de logística y una maquinista protagonizan una serie de charlas motivacionales organizadas por la institución humanitaria con objeto de hacer ver a otras mujeres que es posible abrirse camino en sectores tradicionalmente masculinizados.

Cruz Roja ha organizado en Córdoba un ciclo de conferencias con el que se propone visibilizar y dar voz a mujeres que han roto barreras de género en el empleo.

Así, una teniente del Ejército de Tierra, una conductora de ambulancia, una encargada de logística y una maquinista protagonizarán durante las próximas semanas una serie de charlas motivacionales organizadas por el Plan de Empleo de la institución humanitaria con objeto de hacer ver a otras mujeres que es posible abrirse camino en sectores tradicionalmente masculinizados.

“Contaremos con el testimonio de mujeres que desempeñan su trabajo en ámbitos donde todavía hay una mayor presencia masculina, como es el sector del transporte de ambulancia, logística o industria. El objetivo es presentar casos de éxito que generen referentes laborales, para concienciar de que el género no debe suponer un problema de desigualdad para optar a un empleo”, explica Rafi Castro, técnica del Plan de Empleo de Cruz Roja.

Bajo el título ‘Mujeres que abren camino’, las cuatro mujeres que, entre mayo y junio, ofrecerán su testimonio son la teniente Berta Casans –que abrió este ciclo de conferencias la pasada semana-; la conductora de Ambulancias Córdoba Sensi Aragonés; la maquinista Lisbeth Jadira Almeida; y Helena Bernabéu, responsable de tienda y almacén en Papeles y Plásticos Bernabéu.

Estas charlas motivacionales forman parte de las diversas actuaciones que la organización ha puesto en marcha en los últimos años desde su Plan de Empleo para promover la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación en este ámbito.

Y es que la construcción de una sociedad en la que no exista la desigualdad, la discriminación, ni la violencia de género continúa siendo una tarea pendiente. La desigualdad persiste en todo el mundo, privando a mujeres y niñas de derechos y oportunidades fundamentales por el simple hecho de ser mujeres.

Cruz Roja, como organización humanitaria que trabaja con personas vulnerables, está en contacto directo con esta realidad. Las mujeres son, en mayor grado, víctimas de la pobreza y la vulnerabilidad social y los riesgos de discriminación, exclusión social y violencia que afrontan son el resultado de un sistema desigual.

Por ello, la entidad se preocupa por visibilizar aquellos ámbitos y situaciones en los que continúa existiendo la desigualdad, y para reflexionar sobre cómo acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que afectan más directamente a las mujeres y a las niñas, dentro del marco de la Agenda 2030.

Comentarios