martes. 07.02.2023

Tener algún familiar con movilidad reducida es algo que  casi nadie desearía. Pero ante estos casos, lo mejor es afrontarlo de la mejor manera y tomar algunos consejos. En este artículo te contaremos algunas prácticas que puedes llevar a cabo para darles una mejor calidad de vida.

Poner atención a sus necesidades

Como en diferentes escenarios, tener cerca a un familiar con alguna discapacidad amerita de mayor atención. En este caso, te aconsejamos que te enfoques en hacerle la vida más fácil y estar atento a sus peticiones.

Si la casa no cuenta con los accesorios o herramientas necesarias para su desplazamiento, se recomienda estar pendientes de ellos. Algunas prácticas puedes ser: dejar sus objetos de uso frecuente al alcance de su mano y tener un intercomunicador.

Adaptar el entorno

Como ya hemos venido contando, con la movilidad reducida de un familiar, debemos estar atentos a ellos. Una de las cosas que podemos hacer para que se sientan más libres, es adaptar el entorno a ellos.

Puede ser la colocación de alguna rampa o elevadores domésticos para que estos se trasladen fácilmente. Estos ascensores para casas están hechos para consumir menos energía y un mantenimiento menos engorroso.

No cabe duda, que esta es una gran elección y hoy en día han bajado mucho de precio.

Disponibilidad constante

La disponibilidad hacia tu familiar con movilidad reducida debe ser constante. Ante este caso, debemos contar con un intercomunicador o teléfono móvil, con el fin de una comunicación fluida.

Para muchas personas, poseer movilidad reducida hará un conflicto en su mente, ya que querrán hacer las cosas por sí solos, pero el cuidado de alguien en plena condición, será siempre un plus.

Realizar las elecciones adecuadas

En este caso nos referimos a las sillas de rueda o cualquier otro implemento que nos ayude a darle una mejor calidad de vida a la persona con movilidad reducida. Existen diferentes tipos de sillas de ruedas, pero nos debemos encargar de elegir la mejor.

Bien sea que elijas una silla que se pueda ajustar a la altura o incluso reclinar, la elección de una silla debe ir acompañada de la opinión de la persona que irá sentada en ella.

Del mismo modo, los elevadores domésticos tendrán que ser de buena calidad y de fabricación pensada en estos casos.

Hacerlos sentir cómodos

En este punto, estamos haciendo hincapié en su bienestar emocional. Brindarle tareas que puedan hacer o hacerlos sentir útiles, es una gran forma de apoyarlos.

No solo se trata de los implementos que le podemos brindar, sino de incluirlos en quehaceres como un familiar más.

Sin lugar a dudas, tener a una persona en casa con movilidad reducida, representa grandes retos, pero siempre está la tecnología de nuestro lado para brindarles una mejor vida.

No importa si eliges un elevador doméstico, una silla de ruedas adecuada, rampas de acceso, incluirlo en tareas, estar siempre atento, lo más importante será hacerlos sentir uno más de la familia.

Consejos para familiares de personas con movilidad reducida
Comentarios