lunes 06.04.2020

¿Cómo adelantar correctamente para evitar ser multado?

Imagen: Mapre
Imagen: Mapre

El adelantamiento es una de las maniobras que más riesgo entraña sobre el asfalto, sobre todo en carreteras convencionales, por lo que todo conductor debe poner mucha atención y no confiarse cuando se decide a adelantar. A veces esa confianza deriva en relajación y eso, justamente, es lo que provoca que podamos realizar esta maniobra en condiciones que no son óptimas para ello, poniendo en riesgo de accidente a sí mismo y al resto de conductores.

Es por ello que la DGT se ha encargado de recordar las principales normas relacionadas con el adelantamiento en un hilo a través de su cuenta de Twitter. Lo primero que nos enseñan en la autoescuela es que, antes de iniciar la maniobra, debemos cerciorarnos de que podemos realizarla sin poner en peligro a nadie. El siguiente paso es indicar el movimiento con el intermitente y fijarnos que el vehículo que va delante no va a realizar un adelantamiento porque sino debemos esperar a que este haga dicha maniobra.

A veces es habitual ver a conductores adelantando por el carril derecho. Hay que recordar que esta maniobra, en la mayoría de las ocasiones, supone una infracción ya que el adelantamiento, de forma general, se realiza por la izquierda. Existen algunas excepciones como por ejemplo, cuando el coche de delante se dispone a girar hacía la izquierda, podremos adelantarlo por la derecha siempre se haga en condiciones de seguridad.

Para poder realizar un adelantamiento, debemos circular a mayor velocidad que el vehículo que nos precede, dejando distancia lateral suficiente y, una vez hecho, debemos volver lo más rápido posible al carril de origen. Si tras iniciar el adelantamiento, ves que vas a correr algún riesgo para finalizarlo, reduce la marcha y vuelve al carril en el que se había iniciado la maniobra.

Cabe destacar que si adelantamos fuera de poblado a peatones, animales o vehículos de dos ruedas o tracción animal, se debe ocupar parte o todo el carril contiguo, en condiciones de seguridad, dejando separación lateral mínima de 1,50 metros. Si un adelantamiento se realiza de forma indebida, puede suponer una multa de 200 euros y si, la maniobra es peligrosa, podrían quitarnos 4 puntos del carnet de conducir.

Comentarios