domingo. 26.05.2024

La pequeña Mía tiene tan solo 4 años y lleva el son flamenco en las venas, con un oído fino y formado, pues nació sin poder ver. Así, ha creado en Cádiz un precioso mundo de sonido que ella misma dirige con ritmo flamenco. "Tiene mucho ritmo", dice su madre María Celeste, con ese ritmo que convierte cada día en una canción.

"Desde que se levanta está tocando soniquetes", dice su padre Oscar Crespo. A Mía le encanta la música y convierte juguetes en instrumentos, aunque también tiene en su cuarto un cajón que lleva su nombre y su compás. "Le gusta mucho la percusión", explica su padre, "y la verdad es que tiene un ritmo increíble".

"Es una niña que no tiene límites", dice su Óscar, el cual recibe el apoyo de padres de todo el mundo. Los videos de la pequeña flamenca se han vuelto virales en las páginas de flamenco más seguidas de las redes sociales, sobre todo los vídeos en los que la pequeña sale tocando el cajón.

"Le sale del alma", dice Óscar, que presume cada vez que puede del ritmo de la pequeña. Aunque lo que de verdad le importa es verla feliz. "Que ella sea ciega y no vea no tienes por qué sentirte mal", explica su padre, "al revés, super orgulloso y estoy contentísimo de ella".

El arte de Mía, la niña de cuatro años invidente que toca el cajón en Cádiz