jueves 2/12/21

Álvaro, el surfista gallego que salvó la vida de un bebé al cogerlo al vuelo tras caer desde una ventana

El día de Navidad, un vecino de la ciudad de Ferrol logró un milagro navideño al salvar la vida de un pequeño bebé que cayó desde la cornisa de una ventana de seis metros de altura. “Ya lo vi caer de pie desde la ventana, con la postura de un cristo, y lo cogí por las axilas, por el aire”, comenta el Álvaro.

Nuevos pañales para bebés prematuros

La ciudad de Ferrol vivió el día de Navidad un auténtico milagro navideño. Álvaro Fraga, un vecino de la localidad gallega salvó la vida de un pequeño bebé de 15 meses que cayó desde la cornisa de una ventana, de más de seis metros de altura, mientras jugaba. “Ya lo vi caer de pie desde la ventana, con la postura de un cristo, y lo cogí por las axilas, por el aire”, explicó Álvaro.

Todo ocurrió sobre la una de la tarde del pasado viernes, cuando Álvaro Fraga, Pitú, un surfista y monitor de natación se encontraba paseando a sus tres perros. De pronto, una chica muy asustada le comentó que había un niño jugando cerca de una cornisa sin la supervisión de su familia. “Cuando levanté la vista, vi al pequeño sentando en la repisa, apoyado en una de las hojas de la ventana, que estaba cerrada, mirando al parque”, comenta Álvaro, “estábamos todos pálidos”.

“No le hablé, para que no se moviese y le pedí a otra chica que llamara en el primero izquierda para avisar a los padres y que, si no respondían, timbrase en el piso de enfrente, porque es la casa de mi suegra”, explica este surfista gallego. Pero en ese momento vio que el niño empezaba a jugar cerca de la cornisa y como se precipitaba al vació. Tendió los brazos y, como caído del cielo, el bebé aterrizó en sus manos, gracias, en parte, a la postura en que cayó el bebé que le facilitó el poder cogerlo sin problemas. “Cayó como un cristo, como cuando te tiras a la piscina”, comenta. Por suerte y gracias a la aparición de este héroe el niño no sufrió ningún daño, el mismo Álvaro comenta que “fue como un regalo de Navidad”.

Nada más ocurrir el accidente bajó la familia llorando, ajena a los acontecimientos, y se llevaron al pequeño a casa. Álvaro Fraga también comenta que el niño se encontraba bien porque por la tarde ya lo vio jugando al futbol en la plaza. “El padre se acercó a mí, me dio las gracias y me dijo que el pequeño era muy inquieto, y que había salido a la ventana aprovechando un momento en el que la madre estaba ocupada”, explica el autor de este milagro navideño.

Álvaro, el surfista gallego que salvó la vida de un bebé al cogerlo al vuelo tras caer...
Comentarios