martes. 25.06.2024

Julio Castro es un profesor estadounidense que ha recibido un preciado regalo por parte de sus alumnos por su esfuerzo y la labor que realiza con los estudiantes a los que da clase de matemáticas. Al parecer, sus alumnos han querido agradecerle todo este esfuerzo que realiza día a día con ellos y han realizado una recogida de fondos para comprarle un coche a su profesor.

En concreto, los estudiantes han tenido este gesto con su profesor para que los trayectos que tiene que hacer hasta el centro escolar donde trabaja sean mucho más cortos. Según ha informado 'Los Angeles Times', Julio Castro tardaba una media de cuatro horas en llegar a su puesto de trabajo todos los días.

Por eso, el docente se tenía que levantar todas las madrugadas a las 04:30 horas. Después, el profesor se montaba en su patinete eléctrico para llegar a la parada de autobús que le llevaría hasta el barrio donde daba clase de matemáticas en un instituto. Tras su jornada laboral, el hombre tenía que volver a coger varios autobuses y su patinete eléctrico para regresar a su casa junto a su mujer y sus hijos que ya estaban dormidos.

Al ver el esfuerzo que realizaba todos los días, sus alumnos tuvieron un idea: convencerían a los demás profesores, al director del centro donde estudiaban y a sus propios padres para realizar una recogida de fondos y así poderle regalar un coche a su profesor.

De esta manera, sus alumnos reunieron el suficiente dinero para poderle comprar un vehículo nuevo valorado en 30.000 euros. Además de este regalo a su profesor, los alumnos también han conseguido pagarle la gasolina y el seguro del coche durante un año.

Un profesor entregado a sus alumnos

Los adolescentes han querido agradecer con este gesto la dedicación que tiene con ellos su profesor todos los días. Según los propios alumnos, Julio Castro se esfuerza día a día en que sus alumnos comprendan sus clases de matemáticas. Hasta tal punto llega su dedicación que el propio docente hace horas extras dándoles clases después de su jornada laboral a todos aquellos alumnos que tengan dudas o vayan más atrasados en la tarea.

Por esa razón, los estudiantes han querido tener este gesto con el hombre que recibía emocionado el regalo. El día que sus alumnos le hicieron entrega del vehículo, Julio Castro acudió engañado hasta el instituto ya que creía que acudiría a una fiesta. Precisamente, él sería el protagonista de esta fiesta ya que todos los alumnos, profesores y los padres de los estudiantes se congregaron en el centro educativo para hacerle entrega de su regalo.

"Yo siempre les digo 'cuando la vida no va como vosotros queréis ¿Qué hacéis? No lloréis. No os quejéis. Tenéis que ser agradecidos por lo que ya tenéis, y luego seguir adelante. Y un día algunas cosas buenas sucederán'. Y... esto ha sido la prueba de que al final acaba pasando", comenta el profesor emocionado al medio de comunicación estadounidense.

Alumnos regalan un coche a su profesor que hacía 4 horas de viaje para llegar a clase