viernes 18/9/20

El Supremo reconoce al profesor Molina el derecho a ser indefinido tras 35 años de sucesivos contratos temporales

El afectado anima a denunciar a todos los docentes que se encuentren en su misma situación
El TSJA
El TSJA

Ha sido hoy, cuando Jorge Molina ha conseguido por fin su contrato indefinido. Lo ha logrado a los 64 años, tras de 35 años de contratos temporales gracias a una sentencia del Tribunal Supremo. Molina no ha sido el único afectado, hay dos docentes más. Estos dos profesores del Departamento de Ginecología y obstetricia llevan décadas trabajando en la UMA (Universidad de Málaga) sin tener un contrato indefinido. 

Desde el TSJ han considerado que esta actuación es fraudulenta y por ello, obliga a la universidad a hacerlos indefinidos y a reconocer todos estos años de docencia. "Yo se lo he dejado en bandeja" ha dicho Molina, y anima a denunciar a muchos otros docentes que se encuentren en esta situación. 

Jorge Molina decidió denunciar este suceso cuando a sus 61 años, cuando no quisieron renovarle más el contrato. Habló con la vicerrectora, Yolanda García Calvente, para buscar una solución pero su respuesta fue que no hbaía nada que hacer, sólo recurrir ante los tribunales. Después de siete meses en paro la TSJ de Andalucía condenó a que la universidad le indemnice con 120.000 euros o a readmitirlos. 

"Se hizo justicia", dice Molina, ahora que la sentencia obliga a hacerlos indefinidos y reconocer sus años de docencia.

Comentarios