martes. 27.09.2022

Sigue estos pasos para solicitar el certificado energético de tu vivienda

En Andalucía, tan solo 1.525 de los más de 600.000 registrados en consumo de edificios existentes alcanza la letra A.

Con el inicio de sus operaciones en Málaga y Sevilla, Casavo realizará cambios cualitativos en las viviendas que adquiera con el objetivo de mejorar su eficiencia energética hasta en un 60%.

Placa solar instalándose en una casa
Placa solar instalándose en una casa

Según datos de la Agencia Andaluza de la Energía (AAE), alrededor de la mitad del parque inmobiliario andaluz fue edificado de forma previa a la entrada en vigor de las normas de eficiencia energética, lo que pone de relieve la necesidad de impulsar su modernización para contribuir a la mejora de la sostenibilidad. Datos que, por otro lado, se encuentran alineados con el hecho de que el 75% del parque inmobiliario de la Unión Europea es ineficiente desde el punto de vista energético.

En este contexto, Casavo, la plataforma digital residencial que busca mejorar la experiencia de las personas que compran y venden casas, explica paso a paso todo lo que debes saber para solicitar el certificado de eficiencia energética en Andalucía, necesario en el momento de comprar y vender una vivienda. Con el desembarco de la compañía en la Comunidad, iniciando sus operaciones en Málaga y Sevilla, Casavo realizará cambios cualitativos en las viviendas que adquiera con el objetivo de mejorar su eficiencia energética hasta en un 60%, contribuyendo a la renovación inmobiliaria de la región.

¿En qué consiste el certificado energético?

Desde 2013, el conocido como certificado energético es un documento en el que se detalla la eficiencia energética de un edificio o parte de este. El objetivo es que los futuros propietarios o inquilinos puedan comprobar los valores de referencia que permitan valorar la eficiencia energética de un edificio, con una validez de 10 años. Esta certificación dispone de una escala que va de la A a la G, siendo A la calificación más eficiente, y G, la menos eficiente.

Asimismo, es necesario destacar que los pisos en fincas con una antigüedad superior a 30 años pueden obtener como máximo una calificación “D”, por lo que no sería posible su mejora hasta la certificación más eficiente. Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el 84% de las viviendas con etiquetado energético en España están en los tres últimos puestos de la tabla, con letras E, F y G. Si hablamos de Andalucía, tan solo 1.525 de los más de 600.000 registrados en consumo de edificios existentes alcanza la letra A.

Solicitud del certificado, un proceso sencillo

Si bien es cierto que la certificación energética es un documento especialmente importante para trabajar en la construcción de un parque inmobiliario más sostenible, es importante aclarar que se trata de un documento informativo y no vinculante, por lo que su obtención no acarrea ninguna consecuencia para los propietarios de viviendas.

En este sentido, lejos de los largos trámites que tradicionalmente se requerían para la solicitud de este tipo de documentos, Casavo se encarga de todo el papeleo y gestión de este y otros documentos. Ahorrando el tiempo que implican las gestiones necesarias a la hora de vender un inmueble, Casavo se encarga de todo el proceso, desde contactar con un ingeniero, arquitecto o técnico autorizado para expedir este tipo de certificados, hasta la emisión del certificado energético de la vivienda, facilitando así su venta. 

Según el Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, deberás registrarlo en el organismo competente de tu Comunidad Autónoma. Desde Casavo, recuerdan que, en el caso de Andalucía, este registro se deberá hacer a través de la página de la Junta de Andalucía, en el apartado de registro de Certificados Energéticos Andaluces, permitiéndote presentarlo tanto de forma digital como presencialmente.

¿Cuánto cuesta el certificado energético?

El precio del certificado oscila entre los 50 € y los 300 €, en función del tipo de vivienda, su superficie o la ubicación en la que se encuentra. La tramitación está a cargo del propietario y desde Casavo recomiendan gestionarlo siempre, ya que no disponer de este al momento de vender una vivienda, puede conllevar una multa de entre 300 € y 6.000€. Sanción que, sin duda, podría superar ampliamente el costo de la certificación.

A pesar de que el precio de tramitación suele ser de los propietarios de viviendas, desde Casavo recomiendan abonarlo, ya que no disponer de él en el momento de vender o alquilar una vivienda puede conllevar una multa de entre 300 € y 6.000€. Sanción que, sin duda, supera al precio del certificado, que oscila entre los 50 € y los 300 €, en función del tipo de vivienda, su superficie o la ubicación en la que se encuentra.

“Ante el nuevo paradigma geopolítico, que ha provocado el encarecimiento de los precios de la energía y las medidas para reducir la dependencia energética, lograr la eficiencia de las viviendas se ha convertido en una prioridad tanto del Gobierno como de la sociedad para la construcción de ciudades más sostenibles”, explica Francisco Sierra, Director General de Casavo en España y Portugal. “En esta línea, la llegada de Casavo a Andalucía supone un punto de inflexión para la modernización de Málaga y Sevilla, donde nuestras operaciones buscarán mejoras sustanciales en el consumo energético de las viviendas”, concluye Sierra.

Sigue estos pasos para solicitar el certificado energético de tu vivienda
Comentarios