martes 22/9/20

Sufre un infarto después de intentar agredir a su expareja y es reanimado por la Policía en Sevilla

El detenido quería evitar que la mujer declarase contra él en una cita judicial pendiente 

Policía. Imagen de archivo
Policía. Imagen de archivo

La Polícia Local de Sevilla ha efectuado la detención de un varón de 49 años que causó, presuntamente, daños en la vivienda de su exmujer e intentó agredirla con un cuchillo de cocina. El objeto, de grandes dimensiones, puso en grave peligro la integridad de la víctima.

En la noche de ayer, la calle de Los Romeros presenció un episodio de violencia de género. Una llamada 092 encendió las alarmas. Juan Carlos Cabrera, Delegado de Gobernación, ha puesto de relieve "la rápida intervención de los agentes tras la llamada de auxilio de la víctima". 

Tras contactar con la mujer, una dotación del cuerpo de seguridad se personó en la vivienda. La mujer de 47 años relató lo sucedido. Horas antes se encontró con su expareja al bajar del autobús. Éste comenzó a insultarla y a propinarle golpes. A voces le manifestaba la imposición de no asistir al juicio que ambos tenían previsto próximamente. El agresor sustrajo su teléfono y ella escapó de la calle. 

Un par de horas después, logró llegar a su domicilio, donde presenció como el agresor destrozaba el mobiliario. "Al verla, trató de agredirla con un cuchillo de cocina de unos 30 cms. de longitud. Ante esta situación, ella pudo refugiarse en casa de una vecina y avisar al 092".

Cuando los agentes accedieron al interior, vieron un cuchillo clavado en la mesa. En el suelo, el presunto agresor se encontraba inconsciente por la ingesta de varios medicamentos. Tras comprobar sus constantes vitales, los agentes procedieron a la reanimación. Ante el peligro de la circunstancia, reclamaron la ayuda de sanitarios y el traslado inmediato al hospital. Durante el trayecto, fue custodiado por los agentes. El presunto agresor ya ha pasado a disposición judicial.Por su parte, la víctima también requirió de ayuda sanitaria por una crisis de ansiedad.

Cabrera ha puesto de relieve "la importancia de denunciar cualquier situación violenta que pudiera darse para poder actuar lo antes posible y ofrecer los recursos existentes desde el Ayuntamiento. Ante cualquier indicio de violencia, deben avisar al 016 para recibir la asistencia e información necesaria en estos casos. Un teléfono que no deja rastro en la factura".




 

Comentarios