martes 27/10/20

Sevilla amplía a 3 millones la garantía alimentaria para 30.000 familias

Fuente: Ayuntamiento de Sevilla
Fuente: Ayuntamiento de Sevilla

Las consecuencias económicas, provocadas por la crisis sanitaria de la Covid-19, están generando una demanda social de alimentos a la cual el Ayuntamiento de Sevilla ha querido responder. En este sentido, la localidad, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha aprobado un contrato para garantizar en verano la demanda alimenticia de 30.000 familias sevillanas afectadas. 

Este nuevo contrato, que sigue el modelo de refuerzo en la intervención social que se puso en marcha en la ciudad desde la declaración del estado de alarma, tiene un importe de tres millones de euros y se prolongará hasta el mes de septiembre.

“El compromiso del gobierno desde el inicio de esta crisis sanitaria ha sido dar respuesta a las familias más vulnerables con todos los recursos disponibles. Por eso, a la red social que tenía la ciudad hemos ido sumando programadas financiados por el Ayuntamiento o en colaboración con otras entidades e instituciones. Hemos conseguido en este tiempo un escudo social que ha resistido y que vamos a mantener durante los próximos meses”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Coordinación de Planes Integrales, Juan Manuel Flores.

El modelo de gestión de este contrato es el mismo que viene aplicando el Ayuntamiento desde la declaración del estado de alarma. Se trata de un servicio adjudicado por vía de emergencia a Cruz Roja para la distribución entre personas que han acreditado situación de vulnerabilidad y que han sido previamente valoradas por los Servicios Sociales comunitarios y a través de unas tarjetas canjeables por alimentos, bombonas, o productos farmacéuticos. En los caso de personas mayores en situación de vulnerabilidad esta garantía alimentaria se distribuye en los propios domicilios.

Este sistema se puso en marcha a mediados de marzo y hasta el momento se han destinado al programa 2 millones de euros con un alcance de casi 30.000 familias a las que se ha atendido para garantizar el acceso a alimentación; 7.000 familias que han podido acceder a bombonas y 494 que han usado estos recursos para productos farmacéuticos. La decisión del gobierno municipal es ampliarlo otros tres meses más para garantizar los suministros básicos a la población vulnerable, especialmente en las zonas con necesidad de transformación social.

Con este nuevo contrato de tres millones de euros, el gobierno de la ciudad mantiene el cumplimiento de la hoja de ruta pactada por los grupos políticos de PSOE, PP, Adelante Sevilla y Ciudadanos en la comisión para la reactivación social y económica y el fomento del empleo. Concretamente, en el texto firmado por los grupos la Corporación municipal se compromete al “mantenimiento del programa extraordinario de garantia alimentaria y productos de primera necesidad, destinado a las familias más vulnerables, asegurando el derecho a la alimentación de los menores”.

Además del sistema de garantía alimentaria que se ha habilitado durante los meses de verano, el Ayuntamiento cuenta también con el programa de actividades socioeducativas para menores con un total de 1520 plazas. Este año, esta iniciativa municipal cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros y como ha ocurrido en años anteriores incorpora tanto aula matinal con desayuno como comedor escolar. Este plan permite garantizar la alimentación a los menores que forman parte del programa Syga y que no tienen cobertura una vez que finaliza el curso escolar.

Junto a esto, el Ayuntamiento mantiene en verano el resto de programas de ayudas sociales coordinados desde Servicios Sociales tanto con presupuesto y gestión municipal como en colaboración con otras entidades e instituciones. Durante la crisis sanitaria, esta red ha tenido un alcance de casi 40.000 familias, cuatro veces más de la atención habitual que se realiza en la ciudad.

El Ayuntamiento de Sevilla, siguiendo la hoja de ruta marcada en la comisión de reactivación social y económica, trabaja además en un diagnóstico específico sobre la situación de las familias de los barrios con necesidad de transformación social en el que colabora con el Banco de Alimentos, la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN), Cáritas y Cruz Roja a través de la recién creada comisión de garantía alimentaria.

En esta línea de cumplimiento de los acuerdos, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y planes integrales ha aprobado una aportación extraordinaria de 45.000 euros al Banco de Alimentos, que se suma a los 150.000 que se destinan a esta fundación a través de la convocatoria Sevilla Solidaria para garantizar el cumplimiento de los objetivos de recogida de alimentos para los meses de verano.

Comentarios