lunes 24/1/22

Sanidad de CSIF Córdoba ha expresado en un comunicado su indignación por el uso de mascarillas sin las garantias exigibles de seguridad y cumplimiento de normativa que ayer fueron retiradas por el SAS y que han sido utilizadas por profesionales del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Reproducimos integramente el comunicado:

(...) CSIF exige explicaciones al Servicio Andaluz de Salud (SAS) en relación a dos nuevos modelos de mascarillas que han sido usadas por profesionales y cuya retirada fue ordenada ayer por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ante las dudas del cumplimiento de la normativa que garantizan su efectividad. En concreto se trata de los productos Elite Respirator EB09.049 y KN95 Mask (Purvigor), cuya efectividad está en cuestión.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba quiere mostrar públicamente su “total indignación porque se haya jugado de nuevo con los profesionales de la sanidad, entregando material cuya efectividad no está contrastada, poniendo en riesgo su salud, la de sus familiares, compañeros y de la ciudadanía en general”. “Es lamentable que los profesionales, cuando parece que ya pueden sentirse tranquilos, una vez más en esta crisis sanitaria se descubre que no es seguro el material de protección  con el que trabajan”, recalca la central sindical.

En el momento que se ha tenido conocimiento de la notificación del SAS en relación a estos productos, CSIF ha solicitado una relación actualizada de los equipos de protección, mascarillas, batas, monos, etc. que se adquieren y sus oportunas etiquetas y especificaciones de uso, así como el tipo de análisis previo a su distribución y qué organismo lo ha efectuado. Esta petición se ha llevado a cabo ante la Dirección General de Profesionales del SAS previa a la Mesa Sectorial que se celebra hoy y en la que CSIF continuará exigiendo las máximas garantías de protección para los profesionales del sistema sanitario público.

Según la información a la que ha tenido acceso CSIF, en el Hospital Universitario Reina Sofía se han usado las mascarillas del tipo Elite Respirator EB09.049, para pruebas funcionales de neumología en la UCI y en la unidad de Covid, aunque han sido pocas las unidades empleadas y están localizadas las personas que las han utilizado y a las que se va a someter a estudio.

En concreto, en la información que aporta el SAS a los centros sanitarios sobre estos modelos de mascarillas se indica que "si bien a la vista de la información en el producto, cumple distinta normativa que indica su equivalencia a una FFP2, la evidencia demuestra que hay que continuar con el muestreo aleatorio ya iniciado a raíz de la incidencia detectada con las Garry Galaxy (bolsa verde) que suministró el Ministerio de Sanidad".

El pasado 17 de abril el Ministerio de Sanidad ordenó la retirada de un lote de estas últimas mascarillas por no cumplir con la normativa europea, a raíz de lo cual CSIF reclamó inmediatamente el aislamiento y la realización de test de detección de la enfermedad a los profesionales que hicieron uso de ellas. (...)

Sanidad de CSIF Córdoba expresa su indignación por el uso de mascarillas ayer retiradas...
Comentarios