miércoles 8/12/21

Algar es uno de los pueblos blancos de la provincia de Cádiz, apenas cuenta con 1.500 habitantes y antiguamente se llamó Santa María de Guadalupe del Algar. Su Ayuntamiento ya ha comenzado con la tarea de que las charlas al fresco sean consideradas Patrimonio de la Humanidad, según informan en sus redes sociales y Canal Sur.

Por las noches, la población sale a las calles, se sienta en sus sillas de enea, forma corrillos, practica el inveterado hábito de la conversación y cuenta anécdotas y vivencias diarias.

Algar no quiere que se pierdan estos ritos ni la forma de relacionarseentre la vecindad; y por ello anhela el alto reconocimiento que supone ser Patrimonio de la Humanidad. Es una cuestión pequeña, doméstica, pero forma parte de la personalidad de los pueblos andaluces.

Salir a 'tomar el frescco' con los vecinos podría convertirse en Patrimonio de la...
Comentarios