jueves 29/7/21

Andalucía protesta por recibir sólo una tercera parte del gasto de la factura del Covid

factura-covid-andalucia-U68603633011jAf-620x349@abc
El vicepresidente Juan Marín ayer en el Parlamento con el portavoz del PSOE José Fiscal. E.P

La cifra del reparto de los fondos que el Estado destina a las comunidades autónomas para poder hacer frente a la factura de la crisis del coronavirus, publicada este miércoles por el BOE, ha dejado de ser un "mazazo" para los andaluces, según el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. 

Teniendo en cuenta otra dura negociación para la distribución de los 140.000 millones que llegaran a nuestro país, llegados de la UE y el Gobierno andaluz teme otra nueva discriminación. 

"Mal empezamos, la primera en la frente", comentó el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo. 

El Gobierno ha destinado a Andalucía 597,6 millones de euros. La Junta considera justo, que como mínimo tendría que haber sido 900 y como máximo 1.200 millones de euros, teniendo en cuenta su peso poblacional en el conjunto del Estado y el esfuerzo económico que ha realizado para prevenir una mayor incidencia de la Covid-19 y para redimensionar el sistema sanitario a las potenciales consecuencias de la pandemia la pasada primavera. 

Los fondos que va a remitir el Estado no cubren ni una tercera parte de la factura covid-19. 

Este miércoles Juanma Moreno, en una entrevista en Telecinco, comentaba que la factura del coronavirus ascendía ya a 1.400 millones, mientras que Bendodo hablaba de casi 2.000 millones. En todo caso, el gasto estaría en torno al máximo que inicialmente se marcó el consejero de Hacienda, Juan Bravo, de 1.800 millones durante este año sólo en cuestiones de tipo sanitario.

El presidente Juanma Moreno, considera que ha sido un reparto "desproporcionado" y por redes sociales pide "un trato justo". Lo hará probablemente en persona la semana que viene en la reunión de presidentes que convocará Sánchez y en la que se abordará el destino de los 10.000 millones que faltan por distribuir de fondos estatales y de los 140.000 procedentes del Pacto con la Unión Europea.

Además, Bendodo, como portavoz del Gobierno andaluz, reclama a Sánchez que siga los pasos de otros países europeos y baje los impuestos para reactivar la economía, y que prorrogue los ERTE hasta final de año para salvar a empresas y "evitar que se conviertan en ERE y estos en concurso de acreedores".

El vicepresidente Marín fue más incisivo en su valoración sobre el dinero recibido: «No se le cae a nadie la cara de vergüenza», dijo ante "un trato discriminatorio que no tiene sentido".

Por otra parte, el Gobierno no entiende la queja. Sandra García, delegada del Gobierno en Andalucía, defendió la cifra de los fondos, "Andalucía es la tercera que más va a recibir pese a ser una de las menos afectadas por enfermos del Covid", añade, "los diagnosticados por PCR, los hospitalizados, los ingresos en UCI, y también la población se ha tenido en cuenta como criterio para el reparto".