lunes 25/10/21

Los recursos de los programas de atención a jóvenes extutelados en Andalucía se reforzaron con 838 plazas en 2021

junt
Rocío Ruiz en el centro Hogar La Salle de Jerez - JUNTA DE ANDALUCÍA

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha destacado el "significativo incremento" de los recursos en los programas de atención a jóvenes extutelados en Andalucía. Este programa pionero de inserción social y laboral por parte del Gobierno andaluz, que complementa la atención prestada desde los servicios de protección de menores, se ha reforzado durante 2021 hasta alcanzar una dotación de 13,7 millones de euros y 838 plazas de alta intensidad, un 300% más respecto a 2018, cuando se contabilizaban 215 plazas.

Según ha indicado la Junta en una nota, Ruiz ha subrayado la apuesta de su departamento por "un modelo de atención social centrado en la persona y basado en la especialización de los recursos, en este caso en función de los proyectos de vida de esos menores y jóvenes extutelados, lo que implica una mejora en la calidad y la eficacia de estas asistencias".

En este sentido, ha recordado que es un modelo que se prolonga hasta superar la mayoría de edad, "a fin de dotarles de suficientes herramientas para mejorar su empleabilidad y promover su integración, evitando situaciones de exclusión social de los más vulnerables".

La consejera, ha visitado el centro Hogar La Salle de Jerez de la Frontera (Cádiz) junto a la directora general de Infancia, Antonia Rubio, y la delegada de Igualdad en Cádiz, Ana Fidalgo, para conocer de primera mano sus proyectos con jóvenes extutelados. Ahí, ha puesto en valor estos programas "de calidad y calidez" al incluir recursos habitacionales, formativos, de acompañamiento y de prácticas en empresas mediante un itinerario individualizado.

"El objetivo que nos marcamos hace dos años fue implantar y consolidar un programa de inserción e integración que, además de atender las necesidades básicas de estos jóvenes recién alcanzada la mayoría de edad, desarrollase las actuaciones de capacitación en competencias laborales y formación profesional necesarias para, solventando los déficits de los que parten, facilitarles la adquisición de habilidades para el tránsito a una vida adulta independiente", ha destacado.

Para atender las necesidades de este colectivo, tanto de personas migrantes como nacionales que han pasado por el sistema de protección, se dispone del Programa de Adquisición de Competencias Sociolaborales (PACS). Se trata de un instrumento que la Junta de Andalucía pone a disposición de los y las menores tutelados (a partir de los 16 años), y una vez accedan a la mayoría de edad (de 18 a 25 años) y por tanto, dejan de estar en el sistema de protección.

El trabajo de preparación para la emancipación comienza desde el mismo momento que los menores entran en el sistema de protección y, especialmente a partir de los 16 años. Y se prolonga, si así lo solicitan (al requerir un compromiso voluntario), hasta los 25 años. Una vez alcanzados los 18 años, se les ofrecen recursos de media intensidad, basados en el apoyo y orientación para estos chicos y chicas, o recursos de alta intensidad, con un carácter intensivo e integral al incluir además soluciones habitacionales para quienes carecen de una red de apoyo familiar, social y económico durante el tiempo mínimo imprescindible hasta lograr su emancipación.

En ambos casos, las actuaciones de integración, realizadas en oficinas con carácter ambulatorio, comprenden: realización de itinerarios formativo y/o laborales individualizados, asesoramiento y establecimiento de una red de recursos formativos, realización de prácticas laborales y apoyo económico, en aras a conseguir la autonomía personal, según ha explicado la Junta.

"El compromiso de este departamento es que ningún joven del sistema de protección de menores, con un compromiso firme de lograr la inserción laboral, se quede en la calle al alcanzar la mayoría de edad", ha subrayado la consejera, que ha destacado cómo se ha reforzado durante 2021 hasta alcanzar una dotación de 13,7 millones de euros y el incremento de plazas de alta intensidad hasta superar las 838 durante este año, casi un 300% más que las existentes al inicio de la legislatura. Asimismo, los recursos en Media Intensidad han pasado de los 38 contabilizados en 2018 a los 48 de 2021, un 24,3% más que en 2018.

Este programa pionero de atención integral implantado por la Consejería de Igualdad incluye además recursos dirigidos a la atención de los más vulnerables, tales como los pisos para jóvenes con discapacidad leve o moderada, los recursos para jóvenes refugiados, así como para la atención de mujeres jóvenes procedentes del Sistema de Protección posibles víctimas de violencia de género y de trata o susceptibles de serlo.

Asimismo, Igualdad gestiona en colaboración con entidades sociales otros programas para fomentar el empleo entre los jóvenes procedentes del sistema de protección andaluz, al ser un colectivo especialmente vulnerable. Durante 2020 se ha atendido a 1.132 jóvenes (935 hombres y 197 mujeres). De todos ellos, 441 han conseguido contratos laborales.

"La satisfacción por estos resultados es aún mayor dado que estamos hablando de un programa de carácter voluntario, y la implicación de los y las jóvenes confirma que se sienten acompañados y valorados", ha señalado la consejera, animando a las empresas a involucrarse, desde la responsabilidad social corporativa, en la integración laboral de nuestros jóvenes.

Comentarios