sábado 8/8/20

Seis policías locales de Málaga en cuarentena después de arrestar a un hombre con COVID-19

El detenido que posteriormente dio positivo en COVID-19 había agredido a su hermana pequeña de 12 años dándole un mordisco en la cabeza
Policía Local. Imagen de archivo
Policía Local. Imagen de archivo

Seis policías locales de Málaga están en cuarentena debido a que el jueves detuvieron a una persona que tras hacerle la prueba PCR de COVID-19 el resultado dio positivo. Los agentes están aislados para evitar el riesgo de contagiar a otras personas hasta que se conozcan los resultados de sus pruebas PCR.

El jueves los agentes de policía detuvieron en la zona norte de la ciudad malagueña a una persona que, presuntamente, había agredido a su hermana pequeña dándole mordiscos en la cabeza. Tras la detención del agresor, este fue dirigido a las dependencias policiales de la ciudad y fue entonces cuando dio muestras de que podría tener COVID-19. Desde ese lugar, la policía local malagueña llevó al hombre al hospital malagueño en el que le hicieron la prueba PCR cuyo resultado dio positivo. Desde el momento en el que se conocieron los resultados de la prueba del agresor, se inició el protocolo de prevención que establece la Policía Local de Málaga cuyo fin es evitar que los casos por COVID-19 se extiendan entre los agentes.

Toca esperar los resultados

Los policías que habían estado en contacto con el agresor que dio positivo se marcharon de su puesto de trabajo en cuanto supieron el resultado. El concejal del Área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Avelino Barrionuevo, declara que los policías malagueños actuaron de acuerdo con los protocolos establecidos para la protección personal y que, inclusive, insistieron hasta obligarle al detenido para que se pusiera la mascarilla.

Barrionuevo ha afirmado también que el seguimiento de los agentes implicados en la detención está "en manos de las autoridades sanitarias". El vehículo con el que se trasladó al detenido fue desinfectado; sin embargo, el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIPAN) se ha mostrado molesto, ya que declara que el tiempo que transcurrió entre la detención del hombre y la posterior desinfección, ese vehículo lo usaron otras personas. En concreto, según el SIPAN, por el vehículo pasaron varios policías, una víctima de violencia machista y un detenido. 

Para probar lo que dice el SIPAN, Manuel Troyano, presidente del sindicato, se ha encargado de realizar un informe de la Policía Local de Málaga en el cual se detallan las personas que tuvieron contacto con el vehículo en el que se trasladó al detenido que dio positivo en COVID-19. De lo que no se tiene constancia aún es de si las autoridades sanitarias se han puesto en contacto con las personas que estuvieron en el vehículo y si las han advertido o las han programado para hacerles alguna prueba y saber si están contagiadas o no.

Asimismo, el SIPAN critica también que los vehículos que utiliza la policía malagueña no son desinfectados como lo eran antes, ya que meses atrás la desinfección se llevaba a cabo después de cada turno. Desde el sindicato se denuncia que los policías trabajan "como si no pasase nada". Manuel Troyano también ha aprovechado para criticar que el ayuntamiento malagueño suprima los pluses salariales de los policías que tienen que estar de baja por temas relacionados con el COVID-19. Según sus cálculos, eso supone una reducción del 20% de la nómina.

Comentarios