jueves. 30.05.2024

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del Plan de Garantía Sanitaria puesto en marcha por la Consejería de Salud y Consumo que, en su primera fase, cuenta con una inversión de 283,3 millones de euros para reducir de manera significativa la lista de espera quirúrgica dentro de los procedimientos garantizados (90, 120 y 180 días). Con las medidas puestas en marcha, Andalucía reducirá durante este año un 60% el número de pacientes fuera de decreto.

Dicho Plan se activa tras el aumento de pacientes en espera de una intervención quirúrgica fuera de los plazos de garantía registrado a finales de 2023. De este modo, si en junio de 2023 había 134.749 pacientes en espera de una cirugía dentro de los procedimientos garantizados y, de estos, 36.004 fuera de los decretos; en diciembre de 2023 esa cifra subía hasta los 142.507 pacientes, de los cuales 53.014 estaban fuera de decreto de garantías.

Dicho incremento se debe a cuatro cuestiones, fundamentalmente. Por un lado, la reactivación de la actividad asistencial tras la pandemia por la Covid-19, ya que entre 2022 y 2023 se realizaron un millón de consultas externas más, lo que conlleva el incremento de las indicaciones quirúrgicas como plan terapéutico del proceso. En concreto, en 2022 se realizaron 640.911 consultas más y en 2023, 494.576 más.

Como consecuencia de esto último, se produce un aumento de las indicaciones para procedimientos quirúrgicos. En 2022 se incrementa el número de indicaciones un 9,58%, lo que supuso la inscripción en lista de espera quirúrgica de 38.610 pacientes más que en 2021. En 2023 el incremento respecto a 2022 se situó en el 1,42%, con 6.249 pacientes más.

Un tercer factor es el grave déficit de profesionales sanitarios, que ha provocado que, en áreas concretas, como Anestesiología, al Servicio Andaluz de Salud le resulte prácticamente imposible encontrar profesionales para sustituir bajas o periodos de descanso. En este sentido, la Consejería de Salud y Consumo ha trasladado al Consejo de Gobierno las peticiones que desde hace cinco años viene realizado al Ministerio de Sanidad para aumentar el número de plazas MIR, así como para flexibilizar o modificar los criterios para poder acreditar nuevas unidades docentes.

El último condicionante ha sido el cese de los conciertos ordinarios. Entre los meses de enero y junio de 2023 finalizaron en Andalucía los conciertos ordinarios en cinco de las ocho provincias: Almería, Cádiz, Huelva, Jaén y Sevilla, que ha supuesto en 2023 el descenso de un 40% de la actividad quirúrgica concertada respecto a 2022, lo que significa alrededor de 19.000 intervenciones quirúrgicas menos por conciertos. Concretamente, en 2022 se realizaron 47.544 intervenciones quirúrgicas por conciertos. En 2023, la cifra bajó hasta las 28.497.

A esta circunstancia se suma además la no disponibilidad presupuestaria para la renovación de conciertos al tener que hacer frente a la deuda que anteriores gobiernos de la Junta de Andalucía contrajeron con los Hospitales Pascual. De este modo, en 2023 la Consejería de Salud y Consumo abonó las mensualidades que faltaban por valor de 96,8 millones de euros. De haberse podido emplear ese dinero en intervenciones quirúrgicas concertadas, se podrían haber operado en Andalucía en el segundo semestre de 2023 a alrededor de 36.400 pacientes, acabando 2023 con un total de 16.616 pacientes fuera de los decretos de garantía.

Ante esta situación, desde el 1 de octubre se está llevando a cabo una reorganización de la actividad quirúrgica ordinaria en cuatro aspectos claves: monitorizando diariamente los centros hospitalarios públicos para incrementar el rendimiento quirúrgico ordinario y de las horas extra; garantizando una correcta gestión de la "cola", es decir, que se intervenga el paciente con mayor demora; dimensionando las sesiones quirúrgicas por especialidades en función de los pacientes pendientes de cada una de ellas, y reevaluando clínicamente a los pacientes con más días de demora.

Asimismo, se están incrementando las horas extra de los profesionales sanitarios, a través de continuidad asistencial y horas extra. En este sentido, el Gobierno andaluz ha aumentado, a través de recursos propios, la partida presupuestaria para horas extra desde los 128 millones previstos hasta los 163,3 millones, un 34% más que en 2023.

Gracias a esta reorganización y aumento de las horas extra, desde el 1 de octubre al 31 de enero se han operado a casi 14.000 pacientes más que en el mismo periodo de 2022. Es decir, un 16,6% más. En concreto, en estos cuatro meses la actividad extraordinaria en los hospitales ha crecido un 96% más. Así, de los 14.000 andaluces operados más, casi 8.000 procedían de la actividad en horas extra. Sin embargo, continúan entrando en el sistema muchos más pacientes y con un ritmo no deseado, por lo que, ante el 100% de los recursos disponibles en funcionamiento y ante la incapacidad de dar respuesta a la gran demanda a través de recursos propios, se ha procedido a formalizar contratos para conciertos para absorber la demanda quirúrgica.

El Servicio Andaluz de Salud tiene en marcha la formalización de acuerdos marco que permitirán una prestación de servicios más eficiente y flexible al proporcionar un marco preestablecido para la contratación, simplificando los procesos de compras repetidas de productos o servicios similares durante un periodo de tiempo específico. No obstante, es un proceso largo de contratación.

Por ello, el Gobierno andaluz inicia una serie de expedientes de contratación, que sirvan de contrato puente y que permitan ir dando respuesta a la ciudadanía en el tiempo que marcan los decretos de garantía asistencial. Se trata de intervenciones quirúrgicas de poca complicación –cataratas, hernias, sustitución de cadera o rodilla–, para centrar los recursos de la sanidad pública en procedimientos más complejos. Gracias a estos contratos, que se pondrán en marcha a partir del mes de abril, 91.248 pacientes serán intervenidos en Andalucía durante 2024.

Se trata de cinco expedientes bajo la modalidad de contrato negociado sin publicidad que han sido aprobados por el Consejo de Gobierno para cubrir la asistencia externa en las cinco provincias que no tienen contratos vigentes actualmente (Almería, Cádiz, Huelva, Jaén y Sevilla), además de dos próximos expedientes complementarios que se están valorando en Córdoba y Granada. En el caso de Málaga sí tiene cubierta esta asistencia con conciertos vigentes.

Para estos contratos se tendrá en cuenta la Orden de 23 de febrero de 2023, por la que se actualiza y desarrolla el sistema de presupuestación y tarifación de convenios y conciertos suscritos por el SAS. Estos contratos tendrán una duración de seis meses mientras se resuelve la adjudicación de los Acuerdos Marco. Y si este procedimiento se alargase, existe la posibilidad de prorrogar otros seis meses estos contratos. El coste de estos contratos negociados sin publicidad para las siete provincias asciende a 119,9 millones de euros.

Así, el Plan de Garantía Sanitaria para procedimientos quirúrgicos se sostiene sobre dos pilares: la actividad propia de los hospitales públicos, en la que se invierten 163,3 millones de euros; y los conciertos, con 119,9 millones, con lo que la suma total es de 283,3 millones de euros. A través de este Plan, en 2024 se prevé que se podrán operar en Andalucía 341.907 pacientes: 229.308 a través de actividad ordinaria y horas extra, y 91.248 a través de conciertos. En este sentido, se prevé a fecha de 31 de diciembre de 2024 un total de 116.261 pacientes en listas de espera quirúrgica con garantía, de los que 21.351 quedarán fuera de decreto. Es decir, se reduce un 18% el número de pacientes en listas de espera en comparación con diciembre de 2023, y un 60% los pacientes fuera de decreto.

Plan de Garantía Sanitaria con 283 millones para reducir esperas quirúrgicas