jueves. 13.06.2024

El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, ha apostado por convertir Andalucía en una Comunidad Autónoma "pionera en el impulso a la mediación" como vía extrajudicial de resolución de conflictos para reducir la elevada tasa de litigiosidad que soportan los tribunales andaluces, de las más altas de España.

Nieto se ha reunido con el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, que preside también la Asociación para el Ejercicio de la Mediación y el Arbitraje (Asemarb), donde también participa el Colegio de Abogados de Sevilla. Ambos han anunciado la puesta en marcha de un proyecto piloto para fomentar la mediación aprovechando la "experiencia" en la materia de esta asociación, cuyo vicepresidente es el decano saliente del ICAS, Óscar Cisneros, que también ha participado en la reunión junto a su sucesor, Óscar Fernández, que le dará el relevo en esta entidad una vez que tome posesión al frente del Colegio.

El consejero ha señalado que la Consejería de Justicia quiere sumarse al proyecto que desarrolla Asemarb e incorporar también a los departamentos de Empleo e Igualdad, dadas sus respectivas competencias en materia de mediación laboral y en asuntos de familia, ya que la alta litigiosidad afecta a todas las jurisdicciones y "necesitamos soluciones alternativas para resolver conflictos y lograr acuerdos entre las partes que no requieran sentencia", si realmente "queremos una Justicia moderna".

Por ello, ha apostado por "convertirnos en una Comunidad Autónoma pionera en el impulso de ese complemento a la Justicia que tiene que ser la mediación y el arbitraje". De hecho, una de las líneas en la que la Consejería de Justicia lleva trabajando desde 2020, es la creación Puntos de Información para la Mediación en Andalucía (PIMA) en las sedes judiciales de las ocho capitales de provincia así como en las de Algeciras Marbella.

El objetivo de los PIMA es divulgar, informar y promover el uso de esta vía para aquellas personas que se encuentren inmersas en un procedimiento judicial o vayan a iniciarlo, así como poner a disposición de los jueces un punto al que puedan derivar aquellos asuntos que consideren susceptibles de mediación invitando a las partes a recibir una sesión informativa. Además de por derivación judicial, también pueden remitir usuarios al PIMA otros profesionales de servicios sociales y de atención a víctimas, letrados o asociaciones e igualmente cualquier persona interesada puede acudir directamente tanto con cita previa como sin ella en horario de mañana de lunes a viernes.

Nieto ha reconocido que "no va a ser fácil" cambiar una cultura en la que actualmente se ven los juzgados como las únicas instancias donde se pueden resolver conflictos pero "tenemos la obligación de vencer esa reticencia para que Andalucía deje de ser la comunidad con una de las tasas de litigiosidad más altas" (34,6 asuntos por cada mil habitantes según los últimos datos del CGPJ, solo superada por Cataluña).

Para ello, ha apostado por divulgar más esta vía y "trasladar a la ciudadanía que que esa alternativa es un recurso sólido". De ahí la importancia de colaborar con entidades como Asemarb que tiene una larga trayectoria en la materia.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla y de Asemarb, Francisco Herrero, ha explicado que la entidad comenzó inicialmente para ofrecer servicios de mediación y arbitraje en el ámbito mercantil a las empresas si bien actualmente presta también asesoramiento a la sociedad civilHerrero ha coincidido con Nieto en que "se puede descargar a los juzgados de mucho trabajo" fomentando esta fórmula de resolución de conflictos.

Nieto apuesta por convertir a Andalucía en una comunidad "pionera" en el impulso a la...