jueves 20/1/22

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado este martes que "podemos estar al comienzo del principio del final de la sexta ola" de la pandemia de coronavirus ante la constatación de que "la enorme capacidad infecciosa no tiene correspondencia en la gravedad en el ámbito clínico", de manera que en "la incidencia acumulada empieza a notarse cierta relajación, a desacelerarse".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que se ha celebrado en la Alcazaba de Almería, Moreno, cuestionado por su pálpito o pronóstico por la celebración de la Semana Santa, que tendría lugar a partir del 10 de abril, ha señalado que "es imposible afirmar qué va a pasar dentro de dos meses y medio como para decirlo con rotundidad", aun cuando ha reconocido que "deseo de manera entusiasta que se celebre porque soy cofrade", aunque ha reclamado seguidamente que "vamos a ser prudentes" ante la hipótesis de que "pueda aparecer una nueva cepa", como ha puesto de manifiesto con la irrupción de la variante ómicron, cuya influencia la ha traducido en que "las Navidades no las ha echado a perder".

El presidente de la Junta de Andalucía ha reconocido que "estamos inmersos en la sexta ola con una enorme intensidad de contagios", pero cuya incidencia ha rebajado "gracias a las vacunas, a la ciencia" y apuntar seguidamente que "Andalucía es un referente mundial en vacunación con un 93% de vacunación", cifra que ha contrastado con los datos de un país como Alemania y concluir que en ese caso "estaríamos en una situación gravísima", así como que se trata de "un techo récord en el ámbito europeo, internacional".

Ante la pregunta de que el coronavirus acabe evolucionando en su consideración con una gripe cotidiana asociada al invierno, Moreno ha reconocido que "es un debate clínico, sanitario", y apuntar entonces que "la cronicidad de esta infección con el paso del tiempo irá en paralelo al comportamiento parecido a una gripe".

El presidente de la Junta de Andalucía ha sostenido que "el Covid da giros inesperados" tendencia que se plasma en que surjan "nuevas variantes", aun cuando ha explicado que la bajada de la incidencia acumulada es el primer paso al que siguen otros parámetros como los hospitalizados, los ingresos en UCI y la última ratio en notar el retroceso es la cifra de fallecidos, "que nos puede llevar meses", según ha precisado Moreno, quien ha apuntado el ejemplo de Suráfrica por cuanto "tuvo una subida amplia y ha tenido una caída muy rápida", aunque ha barruntado como "probable que la semana que viene aumente el número de fallecidos", aun cuando "ómicron no es la delta y además la vacuna es un enorme escudo de protección" e insistir en que "Andalucía está por debajo de la media".

El presidente andaluz ha reconocido que las decisiones que adoptan las administraciones para contrarrestar los efectos del coronavirus "nada tiene que ver en esta sexta ola", de manera que si con las anteriores olas "cerrábamos, limitábamos la movilidad", un hecho que ha atribuido a que "tenemos más conocimiento, mejor infraestructuras" y colegir entonces que puede llegar el momento en que el coronavirus derive de "pandemia a endemia, como puede ser la gripe".

Moreno ha vuelto a tener un mensaje para la población andaluza aún no vacunada para blandir que "los no vacunados son los grandes nominados a infectar, a ocupar una cama en el hospital, a ser intubados, que no es nada agradable, son los grandes nominados a fallecer", punto en el que ha esgrimido que en estos momentos "el 70% de los ingresos son de no vacunados", cuya franja de edad ha situado entre los 20, los 30 y los 40 años de edad, para lanzar entonces "un llamamiento a las personas que se toman con frivolidad la vacunación", convencido de que "es seguro de vida para ti y los demás" y les ha instado a que "vayan a vacunarse de forma ágil, rápida y gratuita".

Moreno apunta "el comienzo del principio del final de la 6ª ola" y pide "ser prudentes"...
Comentarios