sábado 23/10/21

La bonificación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se amplía a partir de 2022 para hermanos, tíos y sobrinos

Testamento Vital | Foto Fundación Pascual Maragall
Testamento Vital | Foto Fundación Pascual Maragall

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha anunciado este jueves que, a partir del 2022, Andalucía tendrá el mejor régimen entre todas las comunidades autónomas en lo que se refiere al Impuesto de Sucesiones y Donaciones en favor de hermanos, tíos y sobrinos que hasta ahora podían llegar a pagar un tipo del 70% y que a partir del año que viene pagarán como máximo un 45%.

Durante su intervención en la clausura de las Jornadas "Andalucía hacia el Futuro" organizadas por Europa Press, Moreno, ha recordado que el Gobierno del Cambio arrancó la Legislatura con la aprobación de la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en el ámbito familiar entre padres, hijos, cónyuges y abuelos y ha avanzado también que en el próximo Pleno del Parlamento andaluz se aprobará una nueva ley de tributos cedidos que complementará a las medidas puestas en marcha a lo largo de esta Legislatura y que supondrá una nueva reforma fiscal histórica.

De este modo, ha resaltado que el Ejecutivo andaluz ya bajó los impuestos en 2019, en 2020 y los ha bajado en 2021, logrando aumentar el número de contribuyentes en 119.000 y recaudando 600 millones de euros más, ante lo que ha asegurado que esta bajada continuará en 2022 para seguir avanzando en una fiscalidad para el empleo que beneficie a todos los andaluces.

El presidente andaluz ha subrayado que con ello se da un impulso más a la agenda reformista del Gobierno que tiene entre sus objetivos favorecer el acceso a la vivienda, desarrollar políticas sociales y de apoyo a las familias, atraer inversión, crear empleo y apostar por una fiscalidad medioambiental.

"Esta nueva reforma fiscal será un pilar fundamental en la cohesión de Andalucía y se unirá a la hoja de ruta trazada con las políticas que impulsan nuestros sectores productivos", ha agregado.

A este respecto, ha detallado que en el ranking de la Fundación para el Avance de la Libertad y la Tax Foundation se percibe el cambio y es que Andalucía ha escalado cuatro puestos en competitividad fiscal y tras bajar los impuestos año tras año la comunidad andaluza se ha situado en el top cinco de los territorios fiscalmente más competitivos en España.

Moreno ha señalado que en esta comunidad autónoma coinciden dos motores de transformación inéditos que debemos aprovechar como es el de la recuperación mundial y el cambio andaluz y que ésta debe enfrentarse a retos y oportunidades como son los Fondos Next Generation, las nuevas demandas y mercados y la adaptación del modelo económico para hacer más productible y sostenible en línea con la revolución verde y la transformación digital. Así, ha apostillado que ante una gran oportunidad el mayor error que se puede cometer es el de no hacer nada y poner obstáculos a los que se esfuerzan para aprovechar esta ocasión.

Por ello, ha insistido en que el Gobierno andaluz se ha alejado de estos caminos equivocados y ha trabajado desde el primer momento por impulsar una ambiciosa agenda de reformas y proyectos, huir de las utopías y apostar por el diálogo, la estabilidad y el sentido común y aliviar las regulaciones innecesarias y es que ha matizado que el intervencionismo no es bueno, algo que se verá con la regulación del precio de los alquileres que, según ha dicho, "además de atacar a la propiedad privada, plantea inseguridad jurídica y provoca la retirada de inversiones y aumento de los precios".

"Me parece positivo que cualquier Administración trabaje en buscar una solución a la vivienda para los jóvenes y las familias vulnerables y que se busquen fórmulas para resolver este problema que tiene la sociedad, pero eso no se hace de manera unilateral, ni desde la imposición ni el desconocimiento, sino desde una posición pragmática, abierta y permeable y no como la que ha planteado el Gobierno de España", ha sentenciado.

En este sentido, ha reiterado que el Gobierno andaluz ha apostado por simplificar la burocracia, racionalizar la administración y bajar la presión fiscal y que, a la vista de los resultados, estas reformas están contribuyendo a que Andalucía gane en competitividad y convergencia.

En relación con este asunto, se ha referido a determinadores indicadores que avalan que Andalucía funciona como es el hecho de que genere más riqueza que la media de España y de la UE, que las exportaciones hayan logrado el mejor mes de julio de la serie histórica subiendo casi el triple de la media nacional y que haya creado en el último año más de 155.000 empleos situándose como la segunda mayor bajada de desempleo interanual de la historia estadística andaluza. Además, ha destacado que a ello se une que, en septiembre, la comunidad andaluza ha alcanzado un nuevo récord de autónomos superando los 561.000 y que la confianza empresarial sube por encima de la media del conjunto de España, aumentando un 13,3% en el tercer trimestre.

De esta forma, ha abogado por seguir creciendo retirando más obstáculos para atraer la inversión y el empleo y para conseguir que Andalucía gane ventajas competitivas e insistir en lo que funciona para continuar escalando puestos, generando riqueza y más ingresos para mejores servicios.

También se ha referido a la propuesta del PSOE andaluz de que sea el Estado el que gestione la autonomía fiscal y ha incidido en que por ahí no va a pasar y que mientras sea presidente de la Junta no volverá a esta comunidad el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Finalmente, ha asegurado que desde el Ejecutivo andaluz van a hacer todo lo posible para que la economía siga creciendo, se siga creando empleo, progreso y bienestar y para ello hacen falta reformas y determinación y Andalucía tiene ambas cosas.

Comentarios