viernes 30/7/21

Más de 26.000 empresas y autónomos andaluces han solicitado ayudas para mantener el empleo

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, durante la comisión.
La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, durante la comisión.

Más de 26.000 empresas y autónomos con 102.600 trabajadores han solicitado ya las ayudas para el mantenimiento del empleo aprobadas por la Junta de Andalucía para facilitar la viabilidad y la continuidad de los puestos de trabajo en aquellas sociedades que han estado afectadas por ERTE desde que se declaró el estado de alarma el pasado año.

Así lo ha asegurado este viernes la consejera Rocío Blanco durante una comparecencia parlamentaria en comisión, en la que ha analizado la buena marcha de la gestión administrativa de estos incentivos incluidos en el Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el Marco de la Reactivación Económica y Social, que tiene previsto respaldar el mantenimiento del empleo de unos 145.000 trabajadores de unas 45.000 empresas.

En este sentido, Rocío Blanco ha recordado que su departamento ha ampliado hasta el próximo 5 de mayo el plazo para presentar las solicitudes, así como las actividades económicas que pueden acogerse, con 39 CNAE (Código Nacional de Actividades Económicas) nuevos que se incorporan a los 163 que ya estaban recogidos anteriormente, y ha augurado que los 270,5 millones de euros presupuestados permitirán cubrir todas las peticiones.

Procedimiento ágil

La consejera ha explicado que se ha diseñado un procedimiento ágil en el que los solicitantes no tienen que aportar prácticamente ninguna documentación porque las comprobaciones se realizan de oficio por el Servicio Andaluz de Empleo, con objeto de acortar los plazos de tramitación mediante la automatización del procedimiento.

"Queremos que las ayudas lleguen pronto para que sean útiles", ha insistido la consejera, que ha añadido que desde que se abrió el plazo se han celebrado cuatro webinar abiertas a potenciales solicitantes, para explicar al detalle el procedimiento, con más de un millar de participantes en cada evento. Al respecto, la consejera ha explicado que las principales dudasque se han planteado por parte de las empresas se han referido al cálculo de la subvención, o a los requisitos de mantenimiento de empleo, que están ligados únicamente al nivel de plantilla subvencionado durante cuatro meses (el 65% en empresas de menos de cinco empleados de media, o el 75% en empresas de cinco o más) y que no está personalizado sino ligado a un indicador denominado factor de actividad.

La consejera ha recordado durante su intervención algunos de los detalles de la ayuda, como el requisito de que las empresas que pueden acogerse de ben tener una plantilla media de hasta 20 trabajadores, considerando como empresas a toda entidad, independientemente de su forma jurídica, que ejerza una actividad económica, incluidas autónomos y entidades sin ánimo de lucro.

La subvención aprobada está ligada a un indicador llamado Factor de Actividad, y en la práctica supone una cuantía de 505 euros al mes por empleo subvencionado durante un máximo de cuatro meses. El tope máximo de la ayuda alcanza los 30.300 euros y el Factor de Actividad es calculado de oficio por el SAE y representa el número de trabajadores en alta a jornada completa más la parte proporcional de jornada de los trabajadores a tiempo parcial. Si el factor de actividad es menor o igual a 5 trabajadores en alta, la ayuda resultante que recibirá la empresa corresponde a multiplicar el 65% de este índice por 2.020 euros. Si el factor de actividad es mayor de 5 trabajadores en alta y hasta 20, que es el tope máximo para recibir la ayuda, se multiplica el 75% de este índice por 2.020 euros.

Ayuda de 210 euros

Rocío Blanco también se ha referido a la ayuda extraordinaria destinada a trabajadores afectados por ERTE y fijos discontinuos beneficiarios de la prestación extraordinaria aprobada como consecuencia de la pandemia, que prevé alcanzar a más de 357.000 personas con un presupuesto que asciende a 75 millones de euros.

Esta ayuda, que también fue incluida en Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el Marco de la Reactivación Económica y Social firmado con los agentes económicos y sociales, consiste en un pago a tanto alzado de 210 euros y tiene como objetivo ayudar a estos trabajadores a paliar la merma de ingresos que han sufrido a causa de la suspensión de sus contratos de trabajo.

La consejera ha recordado que esta medida tiene la consideración de ayudas sociolaborales directas y son compatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad, procedentes de cualesquiera Administraciones o entes públicos o privados, locales, autonómicos, estatales, de la Unión Europea o de organismos internacionales. Para su concesión, se prioriza el pago a aquellas personas trabajadoras cuya base de cotización tenida en cuenta para el cálculo de su prestación por desempleo sea menor.

Además, igual que en el caso de la ayuda al mantenimiento del empleo, el procedimiento se iniciará y se impulsará de oficio en todos sus trámites y el pago se realizará mediante transferencia bancaria en una cuenta corriente que la persona beneficiaria haya indicado al SEPE o al Instituto Social de la Marina.

Comentarios