sábado. 02.07.2022

La Junta de Andalucía, ha presentado finalmente un recurso contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz, que por segunda declaraba idónea a Mercedes Estrada, la abuela coraje que lleva desde 2015 batallando judicialmente para recuperar la custodia de su nieta, cuya madre de la niña, perdió la custodia por drogadicción, hoy ya con cinco años de edad, y en situación de preadopción con su familia de acogida en Granada. 

Por parte de la Consejería, han declarado que "se trata de una decisión judicial que adopta servicios jurídicos de la Junta. En cualquier caso, nuestra postura siempre es la del respeto al cauce judicial y nuestra actuación siempre se basa en el interés superior del menor".

Con este recurso, el Tribunal Supremo será el que dictamine si respalda la decisión de los tres magistrados de la Audiencia provincial de Cádiz, que ratificaron a su vez la sentencia que desde noviembre de 2018 dictó el juzgado de Primera Instancia número 4 de Cádiz, que la declaró como idónea para acoger a su nieta y dictaminaba su reunificación.

El caso de Mercedes Estrada comenzó en 2015, cuando denunció al servicio de Tratamieto Ambulatorio que su hija embarazada seguía consumiendo cocaína durante el embarazo. Cuando nació la pequeña, la Junta declaró en situación de desamparo. Desde 2016 se encarga de la menor una familia de acogida. 

Mercedes ha ido todas las semanas a visitarla a Granada para dar cumplimiento al régimen de visitas concedido, de dos horas semanales, mientras solicitaba su ampliación a fines de semana, que le han sido denegados.

Juan Isidro Fernández, el abogado de Mercedes comenta "es el colmo de la mala fe". El abogado ya ha anunciado que va a presentar una impugnación para que la apelación no sea admitida a trámite "porque todas las pruebas han sido ya practicadas, y lo que busca este recurso es dilatar el procedimiento cuanto más tiempo mejor, para tratar de hacer fuerte la situación jurídica de la Junta, que les es contraria". Además, van a seguir peleando por que les concedan medidas cautelares y que Mercedes pueda pasar con su nieta un fin de semana cada quince días. "Si hasta cuatro jueces dicen que soy idónea, ¿por qué no se me conceden los quince días?", se pregunta Mercedes, que se encuentra "desesperada, e indignada por el daño que se le está haciendo a mi nieta".

Mercedes, la abuela coraje que lleva luchando por la custodia de su nieta desde el 2015
Comentarios