jueves 09.04.2020

La autonomía andaluza, oportunidad para modernizar el sistema sanitario

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre ha señalado a la autonomía andaluza como la oportunidad para modernizar a nuestra Comunidad Autónoma. Aguirre ha presidido en Córdoba el acto de celebración del 28 de Febrero, junto al delegado del Gobierno, Antonio Repullo.  

En su discurso para clausurar este acto, Jesús Aguirre ha mostrado su satisfacción ‘por representar, junto al delegado del Gobierno y el resto de delegados territoriales de la Junta de Andalucía en Córdoba, al Gobierno del cambio’, como ya hizo el año pasado, cuando dicho Ejecutivo iniciaba su andadura. 

Aguirre ha afirmado que durante este año ha tomado el pulso a cada una de las provincias andaluzas, y ha renovado la satisfacción y responsabilidad que entraña ‘haber hablado con los ciudadanos, escuchado sus demandas, palpado sus inquietudes y sentido esta tierra’.

Después de esta trayectoria, el consejero afirma que ‘Andalucía es, sin duda, tierra de oportunidades, de esperanzas y de ilusiones; valores forjados con trabajo y dedicación, como lo demuestran cada uno de los premiados en este día’, cuyo trabajo ha glosado y a quienes ha felicitado efusivamente. De ellos ha dicho que son ‘Andaluces, cordobeses, que se presentan ante nosotros como magníficos ejemplos de constancia, de valentía y a los que les debemos que nuestra tierra sea hoy mucho más rica, productiva y dinámica que antes de que ellos estuviesen.’ 

40 años de Autonomía

A continuación, Aguirre ha recordado que ‘Andalucía celebra este 2020 el 40 aniversario de la creación del Estatuto de autonomía. Cuatro décadas desde que aquel 28 de febrero de 1980 los andaluces salimos a las calles para  reclamar la autonomía de nuestra región. Aquel día más de 2 millones y medio de andaluces votaron a favor del autogobierno; una vía constitucional que brindó la oportunidad de modernizar esta tierra. Con ese gesto, Andalucía alzó la voz y abrió las puertas a la nueva dimensión territorial de España. Desde aquel día “nadie es más que nadie ni menos que ninguno”. Lema que en estos tiempos, en los que la lucha territorial e independentista ha vuelto a la primera plana de nuestra vida política, debemos recordar y desempolvar ese espíritu’.  

Igualmente, el consejero ha reclamado ‘desde el Sur de España, lo que es nuestro’.’Nuestra condición de andaluces, ha dicho, no rivaliza con sentirnos españoles; pero no por ello pasamos de largo ante las injusticias. Andalucía debe ser escuchada como el resto de territorios que conforman nuestra nación; porque andaluces hay en todos lados, al igual que en esta tierra acogemos a ciudadanos de todo el mundo’. 

Por ello, Jesús Aguirre ha hecho un llamamiento para que el 28 de Febrero sea ‘la fiesta principal de nuestra tierra y sirva para rememorar con júbilo y  orgullo una conquista histórica. Debemos rendir homenaje a quienes lucharon por nuestra autonomía, por nuestros derechos y por los privilegios que hoy disfrutamos, por encima de nuestra ideologías’. 

Finalmente, desde el punto de vista de la acción de gobierno, el consejero de  Salud y Familias, ha defendido el trabajo que el nuevo Ejecutivo andaluz lleva realizando  desde hace un año ‘con constancia, con empeño y con toda nuestra entrega e ilusión para que esta tierra siga brindando oportunidades a quienes tienen el privilegio de vivir en ella. Trabajamos incansablemente con el anhelo puesto en que todos y cada uno de los andaluces sientan como propia esta tierra plena de oportunidades, de avances y de futuro’. ‘Una comunidad en la que reina el impulso y la transformación’, ha dicho Aguirre, quien ha finalizado animando a todos los cordobeses ‘a disfrutar, a compartir, a celebrar y a revivir el espíritu del 28 de Febrero. Por una Andalucía libre, por España y por la Humanidad”.  

Por su parte el delegado del Gobierno, Antonio Repullo, ha destacado que “la lucha y conquista de la autonomía política fue, sin lugar a dudas, el aporte más significativo que Andalucía legó a la historia de la Transición a la Democracia en España”.

Para Repullo, “las ansias de libertad política y justicia social se sumaron a las demandas de igualdad en el proyecto de articulación territorial del Estado”. 

El delegado ha resaltado el papel que ha jugado Córdoba en este largo proceso autonómico, con la celebración de la Asamblea Regionalista de Córdoba cuyo objetivo era la elaboración de un Anteproyecto de Estatuto de Autonomía para Andalucía. En ella participaron 236 delegados representantes de las diputaciones andaluzas,  los ayuntamientos, diputados en Cortes, los partidos políticos y sindicatos, así como de un conjunto de corporaciones y personalidades relevantes en el mundo de la economía, la política y la cultura andaluzas.

Repullo ha puesto de manifiesto que el 28 de febrero de 1980, los cordobeses respaldaron mayoritariamente la iniciativa del proceso autonómico de Andalucía. Un año después, tuvo lugar en la Diputación la reunión de la Asamblea de Parlamentarios Andaluces en la que se declaró aprobado el proyecto de Estatuto de Autonomía para Andalucía, por mayoría absoluta, y que fue refrendado por los andaluces el 20 de octubre de 1981.

Para el delegado, Córdoba ha sido testigo de los grandes avances de la Autonomía en Andalucía y es fiel reflejo de lo que ésta supone, tierra libre y solidaria por la que luchar diariamente. “Una tierra que cree en la unidad de España, en la igualdad entre los distintos territorios y en el respeto entre ellos”.

Repullo ha hecho referencia a que el equipo territorial del Gobierno andaluz hace justo un año “juró servir a Andalucía desde Córdoba bajo el Estatuto de Autonomía y dentro de la Constitución Española. Un año en el que hemos trabajado duro, de cara a los cordobeses, para escuchar sus demandas porque la función del servidor público es escuchar y acometer las reformas necesarias siempre buscando el bienestar de sus vecinos”.

Para el delegado lo más importante es mirar al futuro “que estamos construyendo con las acciones del presente, por lo que debemos estar preparados para hacer frente a los grandes retos que se presentan en nuestra provincia”.

El máximo representante del Gobierno andaluz en Córdoba ha hecho referencia a los  agricultores y ganaderos, “pieza clave para nuestra economía y la generación de empleo, por lo que les estamos mostrando todo nuestro apoyo para que siga siendo un sector productivo vivo”. 

“La sociedad”, continúa “sigue demandando empleo, y en ello estamos centrados trabajando para fomentar el crecimiento de nuestras empresas y de la industria, sumando autónomos y atrayendo nuevas empresas”. 

Para Repullo “es fundamental continuar reduciendo trabas burocráticas para facilitar un entorno atractivo a los sectores productivos y parte de ese esfuerzo lo estamos dedicando a la revolución verde, porque tenemos todo el potencial para situarnos a la cabeza de Andalucía como líder europeo en energías renovables y permitir a la vez la llegada de nuevas empresas para luchar contra la despoblación, para que cualquier cordobés que quiera vivir en su pueblo pueda hacerlo con la garantía de futuro y una óptima prestación de servicios”. 

El delegado se ha referido también a los mayores, “ a los que tenemos la obligación de ofrecer las mejores condiciones y oportunidades porque con su esfuerzo nos legaron esta tierra y nuestro futuro”. 

En cuanto a los galardonados, ha dicho que  son “hombres y mujeres que en igualdad trabajan diariamente por hacer grande a nuestra tierra, orgullosos de ser cordobeses, andaluces y españoles”. Para Repullo, “ellos son un botón de muestra de lo que Córdoba puede aportar a Andalucía, a España y al mundo entero porque no sólo contamos con cuatro declaraciones Patrimonio de la Humanidad sino que el talento que se genera en nuestra tierra es igualmente patrimonio universal”.

Para concluir, Repullo ha manifestado que “Andalucía está por encima de cualquier interés particular, es ajena a la confrontación, y no es patrimonio de nadie; sino en sí misma patrimonio del mundo por esa vocación universal que acredita su historia y los nombres propios que ha aportado a la cultura, a las ciencias, las artes o la política, entre otros”.

“Somos una tierra generosa que ofrece y aporta, pero que defiende decididamente lo que le corresponde legalmente para tener las mismas oportunidades, mantener la cohesión social, ofrecer oportunidades al mundo rural y luchar contra la despoblación”, concluye el delegado.

Comentarios