lunes. 20.05.2024

La Consejería de Universidad, Investigación e Innovación ha presentado el informe con las conclusiones de la consulta preliminar al mercado de la iniciativa de Compra Pública de Innovación (CPI) 'Space Innova Andalucía', a la que se han presentado 17 propuestas, lideradas por 21 entidades diferentes, tanto para abordar retos individuales como soluciones transversales que dan respuesta a necesidades relacionadas con el despliegue de las emergencias, la lucha contra los incendios forestales, la gestión medioambiental o el análisis estadístico y cartográfico. La CPI es un novedoso sistema de contratación con el que se pretende satisfacer una necesidad de servicios y productos avanzados aún no disponibles en el mercado, fomentando las respuestas de la iniciativa privada.

Según los resultados de esta consulta preliminar publicados el pasado 18 de marzo en el perfil del contratante de la Consejería, que ha permitido evaluar el grado de innovación de las alternativas propuestas y sus capacidades para superar las prestaciones ofrecidas actualmente por el mercado, entre las 21 entidades participantes, el 43% tiene sede en Andalucía. Del total, diez son pymes -48%-, cinco de ellas con sede andaluza, otra es una gran empresa nacional, hay también un centro tecnológico con sede en la región y nueve son multinacionales, tres de ellas con domicilio igualmente en la comunidad.

Asimismo, tras el análisis de las propuestas para extraer las tecnologías que podrían tener un mejor ajuste a los retos fijados, se puede concluir que muchos de los desarrollos contemplados son pioneros en el contexto nacional e internacional e incluyen diferentes soluciones pseudosatelitales para la observación de la Tierra, sistemas de monitorización multisensor, nuevos sistemas de computación, comunicación y procesado de datos a bordo o herramientas de inteligencia artificial para la gestión avanzada de datos y la predicción de incidentes.

En cuanto al escenario económico para desplegar el 'Space Innova' en su totalidad, su presupuesto se estima entre 32,8 y 36 millones de euros, que se financiarán, entre otras fuentes, con la partida de 20 millones que la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación ha asignado al 'Space Innova Andalucía' para dar respuesta a los retos marcados por esta línea de trabajo. Además, con el fin de poder alcanzar esa financiación, el Ejecutivo autonómico ha decidido buscar recursos alternativos a través de otras vías, como la Línea de Fomento de Innovación desde la Demanda (Línea FID) para la Compra Pública de Innovación, que se nutre de Fondos FEDER y se coordina a través del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

El objetivo del Gobierno regional es comenzar a lanzar las licitaciones de las soluciones tecnológicas seleccionadas una vez que se resuelva esa línea de incentivos de carácter comunitario, es decir, a partir de finales de 2024 o principios de 2025.

La viceconsejera de Universidad, Lorena Garrido, durante la presentación del informe de la CPM 'Space Innova Andalucía'.

La viceconsejera de Universidad, Lorena Garrido, durante la presentación del informe de la CPM 'Space Innova Andalucía'.

La presentación de este informe ha contado con la participación de la viceconsejera de Universidad, Investigación e Innovación, Lorena Garrido, y de la directora general de Fomento de la Innovación, Nieves Valenzuela. Además, en el marco de la misma se ha celebrado una mesa participativa en la que las consejerías de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa y de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, así como el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) han informado detalladamente de los retos de la iniciativa 'Space Innova Andalucía', toda vez que ha tenido lugar una ponencia técnica sobre soluciones speudosatelitales para seguimiento y observación de eventos a cargo de Sergio Esteban Roncero, del departamento de Ingeniería Aroespacial y Mecánica de Fluidos (ETSI) de la Universidad de Sevilla.

Cuatro retos

En el programa 'Space Innova Andalucía', la Consejería de Universidad ha trabajado conjuntamente con los diferentes departamentos de la Administración autonómica, priorizando aquellas necesidades que mejor se ajustan a la finalidad de esta iniciativa. Dos de ellos vienen caracterizados por la Consejería de Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, y están relacionados con el despliegue de las emergencias y la lucha contra incendios forestales. El tercero se centra en la gestión medioambiental y pertenece a la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, y el cuarto, relacionado con el sistema estadístico y cartográfico de Andalucía, ha sido solicitado por la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos.

El primer reto para el que se han presentado propuestas tiene como finalidad soluciones innovadoras de monitorización para la adquisición de información estratégica y táctica en el despliegue de emergencias en Andalucía. Este desafío posibilitará monitorizar la evaluación de un incidente para una óptima asignación de recursos y disponer de los sistemas de comunicación necesarios para alcanzar una plena interoperabilidad. La segunda área de trabajo, procedente del Infoca, demanda un sistema que monitorice de forma continua una determinada zona en la que se localice un incendio forestal, aportando en tiempo real y simultáneamente múltiples flujos de información de gran valor añadido para la planificación y toma de decisiones.

La tercera necesidad plantea soluciones para la observación de la Tierra a muy alta resolución como soporte a la gestión medioambiental, que depende, en buena medida, de las tecnologías capaces de reconocer y analizar el territorio para evaluar fenómenos sometidos a intensos cambios o inventariar la existencia de ecosistemas y usos del suelo. También tiene como objetivo contar con una base de datos del medio físico-natural que posibilite actuaciones preventivas, la evaluación de riesgos o la planificación de instrumentos normativos y de programación.

El cuarto reto propone el diseño de una solución para obtener un posicionamiento de alta precisión en el territorio andaluz. Con ello se busca corregir a nivel centimétrico o inferior las medidas obtenidas desde los satélites de posicionamiento, favoreciendo así su uso en ámbitos tan variados como la agricultura de precisión, las aplicaciones topográficas, las planificaciones constructivas, la gestión de UAV (vehículos aéreos no tripulados) o el impulso de vehículos autónomos.

Nuevas soluciones para desplegar de emergencias o la lucha contra los incendios