sábado. 20.07.2024

La delegada de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad y la coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud, Carmen Arcos, han conocido el proyecto 'Aprendiendo a Sentir', de la asociación Estrella Azahara, respaldado por la Junta de Andalucía.

Está dirigido a niños, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo y exclusión social con el objetivo de favorecer el desarrollo de la competencia emocional de los mismos a través de programas socioeducativos. En concreto, se trabaja para proporcionar estrategias para el desarrollo de competencias emocionales para el equilibrio y la autoestima, potenciar actitudes de respeto y tolerancia, la capacidad de esfuerzo y motivación ante el trabajo, desarrollar la tolerancia la frustración, favorecer el autotoconocimiento así como el de los demás, desarrollar la capacidad de relaciones sociales y el control de la impulsividad, favorecer las interacciones de grupo para la mejora de las relaciones y la cohesión grupal.

La educación emocional cumple una función preventiva para minimizar la vulnerabilidad. La finalidad es la adquisición de competencias para para aplicarlas a situaciones como la prevención del consumo de drogas, prevención del estrés, ansiedad depresión o violencia.

En concreto, las actividades pasan por un acompañamiento individual, así como las actividades denominadas 'Un rato emocionante', 'Nos relajamos' y 'EmocionarT'.

En definitiva, se trata de ofrecer a estas personas un acompañamiento individualizado para que potencien el desarrollo de competencias emocionales como parte esencial de su desarrollo integral con el objeto de aumentar su bienestar personal y social.

Los talleres, dirigidos a 12 jóvenes, se desarrollarán durante los meses de junio y julio a través de sesiones semanales.

La delegada de Inclusión Social Dolores Sánchez, ha resaltado el "compromiso del Gobierno andaluz por respaldar las políticas sociales y de inclusión contando con los actores implicados, el tejido asociativo y entidades como Estrella Azahara, que ayudan a aquellas familias y colectivos más vulnerables a través de programas de intervención educativa especial, programas formativos e itinerarios personalizados de inserción social".

Sánchez ha hecho referencia a la necesidad de "armonizar políticas públicas encaminadas a ofrecer oportunidades de desarrollo integral en aquellas zonas con menos recursos, con la acción de entidades como Estrella Azahara que conocen la realidad de cada barrio, sus problemáticas y tienen la sensibilidad para detectar las necesidades reales para actuar y conseguir la integración educativa, social, económica y laboral y cultural de aquellas personas con más dificultades".

Estrella Azahara cuenta con un equipo de profesionales y voluntarios perteneciente a la Red de Obras La Salle que trabaja con el objetivo de que niños, jóvenes y adultos que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social tengan una vida más digna.

'Aprendiendo a Sentir', el programa para jóvenes de Estrella Azahara