martes. 23.07.2024

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la gestión de venta de patrimonio inmobiliario sin uso realizada por la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, a través de la Dirección General de Patrimonio, y por la que la Junta de Andalucía ha ingresado 137 millones de euros (en concreto, 137.029.369,16 euros) desde 2019, la mayor parte (129,5 millones) a través de subastas públicas.

En concreto, desde octubre de 2019 se han celebrado cuatro subastas de patrimonio público sin uso o infrautilizado, cuando se publicó en el BOJA la convocatoria de la primera de ellas. Aquella primera subasta puso a la venta un total de 22 inmuebles, con un precio de salida de 47 millones de euros, de los que se adjudicaron tres: el edificio de Correos (23,5 millones) y el Palacio de la Tinta (21 millones), ambos en Málaga, y la antigua residencia de tiempo libre de Cádiz (11,8 millones). En total, la primera subasta generó ingresos para la Junta de Andalucía por 56,4 millones de euros.

La segunda subasta se convocó el 1 de abril de 2022, tras el parón por el Covid-19. En esta ocasión, la subasta estaba destinada a particulares y pequeños inversores, para los que se ponían a la venta un total de 23 inmuebles, con uso mayoritariamente residencial, que tenían un precio de salida de 9,9 millones de euros. Finalmente, se adjudicaron 15 inmuebles, por los que la Junta de Andalucía ingresó algo más de 6 millones de euros. Entre los inmuebles enajenados se encontraban los antiguos pabellones de Japón (1,2 millones), Austria (600.000 euros) e Israel (545.000 euros) de la Expo 92 en Sevilla, o Villa Teresita (1,2 millones), en Granada.

En julio de ese mismo año se convocó la tercera subasta de patrimonio público en desuso. Se ponían a la venta 33 inmuebles, con un precio de salida de 81,4 millones de euros. En la mayor parte de los casos se trataba de suelos residenciales con mayor o menor desarrollo urbanístico, aunque también se incluían suelos para usos terciarios o dotacional. Son suelos que, desde 2012 y hasta principios de 2022, estuvieron incluidos en la encomienda de gestión de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, que tenía el encargo de poner a la venta los suelos. El Gobierno andaluz decidió recuperar la gestión directa de los suelos para impulsar su puesta en valor, debido a la falta de ingresos y por el alto coste de la encomienda.

En la tercera subasta se adjudicaron cuatro inmuebles, por un precio conjunto de 53.8 millones de euros, entre otros los terrenos de la antigua fábrica de artillería Santa Bárbara, en Sevilla (27,4 millones), o el antiguo Cuartel de Mondragones, en Granada (15,1 millones).

La convocatoria de la última de las cuatro subastas celebradas hasta ahora se publicó en el BOJA el pasado 1 de febrero y ponía en venta un total de 14 inmuebles. Se adjudicaron siete inmuebles, que han supuesto algo más de 7 millones de euros en ingresos para la Junta de Andalucía. Entre los inmuebles adjudicados en esta subasta se encuentran dos fincas rústicas de grandes dimensiones en La Rinconada y Aznalcázar (Sevilla) o la antigua sede de los juzgados de la calle Ollerías em Málaga.

Enajenaciones directas y concurso de suelos

La Ley de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Andalucía (Ley 4/1986, de 5 de mayo) contempla la posibilidad de realizar enajenaciones directas cuando la subasta haya quedado desierta, el valor del bien o derecho sea inferior a 120.000 euros o cuando el Consejo de Gobierno así lo disponga si existen razones objetivas justificadas.

En base a esto, también han sido objeto de enajenación directa desde 2019 un total decuatro inmuebles procedentes de subastas desiertas, por un importe de 1,4 millones de euros, y otros siete aprobados con carácter excepcional y por razones objetivas justificadas por el Consejo de Gobierno. Entre éstos destacan la venta del Cuartel Diego de Salinas al Ayuntamiento de San Roque, formalizada por 618.661 euros, o el conocido como solar de las banderas de la Expo 92 en Sevilla, para el Centro Francés de Tecnología e Innovación, por un importe de 1,7 millones de euros.

También han sido objeto de enajenación directa varios inmuebles de valor inferior a 60.000 euros, procedentes principalmente de desafectaciones de vías pecuarias y antiguas casillas de peones camineros. En total, el importe de todas estas adjudicaciones directas ha ascendido a un importe de 7,4 millones de euros.

Además, se ha adjudicado un solar de la Dirección General de Patrimonio en la Avenida Puntales de Cádiz para la construcción de viviendas de protección oficial, mediante un procedimiento especial de concurso en colaboración con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), por 6,2 millones de euros. Al estar destinado el solar en su mayor parte a la construcción de vivienda protegida, su enajenación no puede realizarse mediante subasta, al estar limitado por ley el precio.

Además de las enajenaciones llevadas a cabo, el pasado 28 de mayo se publicó en el BOJA la convocatoria de la quinta subasta, en la que se ponen a la venta cinco inmuebles de uso turístico: tres villas turísticas (Fuenteheridos, Cazalla de la Sierra y Pinar de la Vidriera, en Huéscar) cerradas desde hace más de 10 años, y dos residencias de tiempo libre (las de Pradollano, en Granada, y Siles, en Jaén) a cuya gestión directa ha renunciado la Junta de Andalucía.

El precio de salida en primera subasta de estos cinco inmuebles ronda los 11,5 millones de euros. El plazo de presentación de las ofertas permanecerá abierto hasta el 31 de julio, y la apertura de estas ofertas se llevará a cabo en septiembre, con la intención de poder formalizar la adjudicación durante el mes de noviembre.

Andalucía ingresa 137 millones desde 2019 por la venta de patrimonio público