jueves. 18.04.2024

La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, y el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), José María Bellido, han firmado el primer Pacto Andaluz por la Conciliación y la Corresponsabilidad, que busca favorecer una igualdad real y efectiva.

Este pacto, que cuenta con 54 medidas transversales y 42,9 millones de euros para la implementación de las actuaciones en 2024 busca "un cambio de cultura" que conciencie sobre la importancia del reparto de tareas domésticas y de los cuidados de los menores, personas mayores y en situación de dependencia.

Este acuerdo nace de la defensa de la conciliación laboral, personal y familiar como herramienta necesaria para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres y del acuerdo de la Junta con las entidades locales, a través de la Federación Andaluza de Municipios y provincias (FAMP), como administración pública más cercana a la ciudadanía. En concreto, la FAMP tiene presencia en 785 municipios de Andalucía, por lo que serán "altavoces" para que llegue el mensaje de la corresponsabilidad y la conciliación.

López y Bellido han coincidido en resaltar el clima de colaboración entre ambas administraciones para impulsar este primer pacto por la conciliación, que pretende la construcción de un nuevo modelo social, donde mujeres y hombres compartan tiempo, espacios y responsabilidades de la vida laboral y personal. Conscientes de que se han dado avances en este sentido, ambos han destacado la necesidad de seguir trabajando, puesto que "la corresponsabilidad es esencial" para conseguir la igualdad.

En este punto, la consejera ha sostenido que "no puede haber igualdad si no hay corresponsabilidad entre hombres y mujeres". Por ello, ha destacado que se trata de una cuestión transversal que ocupa a todo el Gobierno andaluz, que ha tenido muy presente a la FAMP para rubricar esta alianza a favor de la conciliación.

Se trata, como ha continuado Loles López, de conseguir "la revolución de lo invisible", ya que todas las tareas de la logística doméstica y de cuidados quedan en la esfera privada, recayendo gran parte de las mismas sobre las mujeres. Así, debido a la relevancia de esta cuestión, ha instado a las entidades sociales, los agentes económicos y las demás administraciones a que se adhieran a este pacto que busca sensibilizar sobre este cambio de cultura, que permita que "en el ADN de las personas" esté presente la conciliación como herramienta para una igualdad efectiva.

Educar en igualdad

Convencida de que, desde edades tempranas, es necesario educar en materia de igualdad, la consejera ha reiterado que el Gobierno andaluz camina "con paso firme" hacia una sociedad más justa e igualitaria. De hecho, las deducciones fiscales del Ejecutivo autonómico que fomentan la conciliación y la corresponsabilidad suponen un ahorro de 11,1 millones de euros para las familias.

"Hay que trabajar por la corresponsabilidad y la conciliación en las familias, porque una sociedad de mujeres y hombres iguales en responsabilidades es una sociedad que avanza", ha proseguido López, que ha incidido en que la senda que se inicia con este pacto viene para quedarse, puesto que se trata de una cuestión capital para el gobierno de Juanma Moreno.

En esta misma línea se ha manifestado el presidente de la FAMP, José María Bellido, que ha hecho hincapié en que el municipalismo andaluz esté presente en este pacto, del que han querido ser "protagonistas y aportar su granito de arena" de cara a conseguir que la conciliación sea asumida por toda la sociedad.

Bellido ha explicado que la FAMP va a centrarse en tres líneas de trabajo: la ejecución de un diagnóstico de la situación de los municipios en materia de conciliación y corresponsabilidad, un programa de formación dirigido a electos locales y personal técnico de la administración local, y el diseño y elaboración de una Guía de Buenas Prácticas para las entidades locales y adhesión al Pacto de las que así lo soliciten para la implementación de buenas prácticas en municipios y ciudades.

Además, este pacto integra un Decálogo por la Conciliación y la Corresponsabilidad en virtud del que ambas partes se comprometen al diseño de estrategias transversales y a la implementación de actuaciones que orienten el desarrollo de recursos, prestaciones y servicios para posibilitar la conciliación y la corresponsabilidad. Se trata de aunar voluntades, visiones y esfuerzos en torno a un instrumento abierto y dinámico, al que podrán adherirse entidades públicas y privadas y agentes sociales y económicos.

La Junta y la FAMP firman el primer Pacto Andaluz por la Conciliación