domingo. 14.07.2024

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del acuerdo alcanzado entre la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, los rectores del sistema público universitario y los sindicatos CCOO, CSIF y UGT que contempla la mejora salarial y laboral de en torno a 30.000 trabajadores, entre docentes e investigadores y personal de gestión y administración, y que implica un montante de más de cien millones de euros para los próximos cuatro años.

Dicho acuerdo, que se ha producido en el marco de la Mesa General de Negociación de las Universidades Públicas Andaluzas, permite poner en marcha el nuevo modelo de complementos autonómicos para el Personal Docente e Investigador (PDI) y contar con un sistema de evaluación del desempeño para desarrollar la carrera horizontal del Personal Técnico de Gestión y de Administración y Servicios (PTGAS). El respaldo a las medidas de ambos colectivos pone fin al proceso negociador iniciado en febrero de 2023 y da cumplimiento al compromiso del Gobierno andaluz de avanzar en el reconocimiento de los derechos de la plantilla universitaria.

Los complementos autonómicos del PDI constituyen un tipo de retribución económica adicional al sueldo de esta plantilla universitaria que está vinculada a la actividad que realizan en el campo de la docencia, la I+D y la transferencia, así como en materia de gestión. Con su reconocimiento se persigue alcanzar la excelencia en el desempeño profesional en cada una de esas áreas. Además, dicha remuneración se distribuye en tramos y el número máximo que es posible acreditar son cinco, divididos entre docencia, investigación y gestión.

La Consejería de Universidad ya tiene muy avanzado el proceso de tramitación del decreto regulador del nuevo modelo y confía en poder aprobarlo en este mes. Una vez esté en vigor dicho texto normativo, la primera convocatoria acogida a las nuevas directrices se podrá activar este verano, teniendo en cuenta que el Gobierno andaluz ha reservado para el ejercicio 2024 una partida de 20 millones de euros a través del modelo de financiación universitaria. Esa cuantía alcanzará los 80 millones de euros en 2027.

El nuevo sistema recoge una serie de modificaciones que mejoran y simplifican el hasta ahora aplicado. Entre los cambios más relevantes destacan el carácter anual que tendrán las convocatorias o la ampliación de figuras que pueden participar, con la incorporación de los profesores sustitutos interinos a tiempo completo, los asociados y los investigadores de excelencia. Igualmente, la nueva normativa no requerirá antigüedad para presentarse y contempla flexibilizar los criterios para alcanzar los cinco tramos reconocidos, de forma que será posible tener en cuenta únicamente los criterios fijados para docencia e investigación y no los contemplados para la gestión.

También se amplían los tramos que son posibles acumular por la actividad docente, pasando de los dos actuales a los tres. En este campo de la docencia se incrementa igualmente la valoración dada hasta ahora a los quinquenios -que es el periodo de evaluación-, que se puntuarán con 1,5 puntos en vez de con un punto.

En lo referente a investigación, se aumentan los tramos, pudiéndose alcanzar hasta tres en vez de los dos actuales, y la puntuación dada a los méritos -que se analizan en periodos de seis años o sexenios- se incrementa hasta seis frente a los cuatro de ahora. El decreto regulador recoge la creación de un sexto tramo dirigido a premiar la excelencia y la transferencia, cuyas características se detallarán por una Comisión de Seguimiento para poderlo poner en marcha en las siguientes convocatorias. Además, se simplificará el procedimiento de solicitud, agilizando la gestión hasta convertirla prácticamente en automática, evitando así la complejidad de otras convocatorias.

Acuerdos referentes al PTGAS

Por otro lado, en la Mesa General de Negociación también se ha dado luz verde a la implantación de nuevos complementos salariales para el Personal Técnico de Gestión y Administración y Servicios, que estarán vinculados a un nuevo sistema de evaluación del desempeño homogéneo para todas las universidades públicas. Esto posibilitará medir y valorar la conducta profesional de dicho personal, así como el rendimiento o el logro de resultados para mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios que prestan.

Esta evaluación dará soporte a la carrera horizontal de dicho colectivo, que consiste en la progresión profesional a través de un sistema de grados sin necesidad de cambiar de puesto de trabajo. Para ello se valorará la trayectoria y actuación profesional, la calidad de los trabajos realizados, los conocimientos adquiridos y el resultado de la medición de su desempeño. La Consejería de Universidad se ha comprometido a destinar a través del modelo de financiación un montante anual de 5,93 millones de euros hasta 2027 para dar cobertura a la medida.

De igual modo, la Mesa General de Negociación ha respaldado abonar la parte que resta del quinto tramo correspondiente al complemento de productividad de carácter transitorio que se acordó en 2018. En ese año ya se pagó la primera mitad y con este acuerdo se liquida dicho complemento al activarse la carrera horizontal.

Más de 100 millones para mejorar condiciones del personal de universidades