miércoles. 08.02.2023

La Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba contará con 228.792 euros para avanzar en el pronóstico del cáncer de páncreas

Investigación en un centro de investigación biomédica
Investigación en un centro de investigación biomédica

La Consejería de Universidad, Investigación e Innovación ha concedido ayudas por importe de 30 millones de euros para financiar proyectos de excelencia de I+D+I a nueve universidades públicas andaluzas y a otros tantos organismos o fundaciones públicas de I+D que desarrollan su actividad en la comunidad. De acuerdo con el informe elevado al Consejo de Gobierno, este programa supone una de las principales líneas en las que se asienta la apuesta estratégica de la Junta de Andalucía en materia de investigación y desarrollo, junto al fomento del capital humano dedicado a la ciencia andaluza.

Estos incentivos, convocados en régimen de concurrencia competitiva y a los que se han presentado 1.052 solicitudes, se han resuelto con la aprobación de fondos para un total de 232 proyectos que investigarán en nueve grandes áreas de conocimiento: Humanidades y Ciencias Sociales; Ciencias Económicas, Sociales y Jurídicas; Tecnologías de la Producción; TIC; Agroalimentación; Biología y Biotecnología; Ciencia y Tecnología de la Salud; Física, Química y Matemáticas, y Recursos Naturales y Medio Ambiente.

Las nueve universidades públicas andaluzas han captado la mayoría de los recursos, con el 81% y una cuantía que asciende a 24,3 millones de euros para sufragar un total de 198 iniciativas. La Universidad de Sevilla, con un montante de 6,75 millones de euros para 52 proyectos, es la que ha captado más fondos. Entre sus iniciativas financiadas, una de las que más valoración ha obtenido se centra en el diseño, síntesis y aplicación de catalizadores a medida para el almacenamiento químico de energías intermitentes como la solar o la eólica. Este desarrollo supondrá un mejor aprovechamiento de estos recursos en la fabricación de combustibles sintéticos, como el metanol.

A continuación, se sitúa la Universidad de Granada, que recibirá 6,06 millones de euros para 48 iniciativas, entre las que destaca una investigación sobre el cáncer de mama y el melanoma. Si tiene éxito, este trabajo transformará el tratamiento de esta grave enfermedad iniciando una nueva forma no invasiva de combatir los tumores.

La cuantía de 2,71 millones aprobadas para la Universidad de Córdoba posibilitará dotar de fondos a 20 proyectos. Uno de los que ha obtenido mayor puntuación está orientado a buscar avances en el tratamiento de la obesidad, una enfermedad crónica con una prevalencia creciente y uno de los retos mundiales de salud más críticos. Actualmente, los tratamientos existentes son aún escasos y poseen una eficacia limitada, por lo que este estudio trata de avanzar en la aplicación de la nanotecnología a estas terapias.

La Consejería inyectará a la Universidad de Cádiz un importe de 1,86 millones de euros para 17 líneas de trabajo de investigación, entre las que resalta la que analizará el papel de las instituciones académicas públicas andaluzas en la creación de redes complejas de innovación. Propone profundizar en la forma en la que dichas redes se crean y explotan en el contexto de los parques tecnológicos andaluces.

Por su parte, la Universidad Pablo de Olavide recibirá un presupuesto de 1,47 millones de euros destinado a 13 iniciativas. Uno de sus proyectos con mayor puntuación se plantea identificar los mecanismos más adecuados para la gestión de las relaciones colaborativas de las empresas alimentarias andaluzas a lo largo de la cadena internacional, sometidas cada vez a mayores riesgos y rupturas.

Asimismo, la Universidad de Jaén contará con 1,27 millones de euros para impulsar diez proyectos de I+D. Uno de los más relevantes pretende buscar fuentes alternativas de células que sean capaces de reparar el tejido perdido como resultado de enfermedades cardiovasculares. Este proyecto puede abrir nuevos enfoques terapéuticos mediante la identificación de herramientas moleculares que mejoren la capacidad de regeneración del músculo cardíaco.

La Universidad de Almería recibirá 484.023 euros para llevar a cabo cinco proyectos. Uno de los trabajos más valorados tiene como objetivo la monitorización y diagnóstico de la potabilización, depuración y regeneración de aguas urbanas en comarcas con estrés hídrico. También propone el desarrollo de tratamientos sostenibles alternativos a la cloración.

Por último, la Universidad de Huelva dispondrá de 248.788 euros para un total de cuatro trabajos de investigación. Entre ellos, resalta una línea que estudiará la inclusión digital de las personas mayores. A través de esta propuesta se busca aprovechar el talento digital de los adultos mayores capacitados en este campo para formar a otros excluidos, o en riesgo de serlo, validando patrones de alfabetización a través de ecosistemas digitales de aprendizaje.

Casi 5,7 millones para 9 organismos públicos

Al margen del sistema público universitario, la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación también ha otorgado, a través de esta línea de incentivos, fondos por valor de 5,7 millones a nueve organismos y fundaciones públicas de investigación que tienen en marcha 34 iniciativas de I+D. En concreto, la Delegación de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha captado 3,3 millones de euros para 21 proyectos. Uno de los más destacados se centra en el desarrollo de un tratamiento contra la ataxia de Friedreich, que es una enfermedad

hereditaria que daña el sistema nervioso y que afecta a la médula espinal y a los nervios que controlan los movimientos de los músculos de los brazos y las piernas.

Por su parte, la Fundación Pública Andaluza para la Investigación de Málaga en Biomedicina y Salud (FIMABIS), dependiente de la Consejería de Salud y Consumo, podrá contar con 761.370 euros para llevar a cabo cuatro actuaciones, una de ellas tiene por objeto estudiar las reacciones alérgicas a fármacos, concretamente se centrará en las respuestas adversas a la combinación de ácido clavulánico y amoxicilina.

La Consejería de Universidad, Investigación e Innovación también ha concedido 372.904 euros a la Fundación Pública Andaluza para la gestión de la Investigación en Salud de Sevilla (FISEVI), dependiente de la Consejería de Salud y Consumo, permitiendo con ello impulsar dos líneas de trabajo. Una de ellas se encargará de diseñar y desarrollar una plataforma de salud digital para la prevención de la conducta suicida. La Fundación Progreso y Salud, también dependiente de la Consejería de Salud, dispondrá de 319.801 euros para desarrollar dos propuestas de investigación, una de ellas plantea un nuevo tratamiento para la leucemia mieloblástica.

De igual modo, la Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba (FIBICO), impulsada por la Junta y la Universidad de Córdoba, contará con 228.792 euros para una iniciativa que tiene como finalidad avanzar en el pronóstico y diagnóstico del cáncer de páncreas. La Junta también ha aprobado una aportación de 202.111 euros para la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Andalucía Oriental Alejandro Otero (FIBAO), dependiente de la Consejería de Salud, que lleva a cabo un proyecto que permitirá avanzar en la medicina de precisión en la enfermedad de Parkinson.

Ayudas para el CEDEA y el Consorcio del IFMIF-DONES

En ese apartado de organismos y entidades públicas, el Centro de Experimentación de El Arenosillo (CEDEA), ubicado en Huelva y dependiente del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, ha sido objeto de una ayuda de 180.837 euros para mejorar aspectos técnicos y económicos de las plantas de producción de hidrógeno renovable aisladas y conectadas a la red mediante la optimización y validación del funcionamiento de electrolizadores. La Consejería de Universidad también ha otorgado 165.600 euros al Consorcio impulsor del proyecto IFMIF-DONES que podría ubicarse en la provincia de Granada. Esos recursos se emplearán para apoyar un proyecto encaminado a desarrollar técnicas innovadoras que permitan mejorar los diseños actuales existentes en el acelerador de partículas.

Por último, el Real Instituto y Observatorio de la Armada contará con 140.185 euros para avanzar en el diseño y construcción de relojes atómicos más exactos y precisos, como son los relojes ópticos.

Las 232 iniciativas beneficiadas con estas ayudas responden a dos grandes objetivos: generar conocimiento científico y tecnológico de excelencia, en el que se encuadran 79 actuaciones, y dar respuesta a los retos de la sociedad andaluza, en el que se encuentran las restantes 153 actuaciones. Todas ellas tienen una duración máxima de tres años y serán desarrolladas en Andalucía.

Impulso a proyectos de mujeres y jóvenes investigadores

A través de esta convocatoria se presta especial apoyo a los jóvenes, teniendo en cuenta que el 20,64% de los proyectos están liderados por un investigador principal que responde a ese perfil.

De igual modo, también se brinda especial atención a la carrera de las mujeres científicas, ya que el 40,07% de las iniciativas se ha reservado a las propuestas encabezadas por ellas, poniendo en valor su liderazgo en la investigación andaluza.

Andalucía, la tercera comunidad que más crece en gasto de I+D

Los últimos datos publicados por el INE y analizados por la Agencia Andaluza del Conocimiento, adscrita a la Consejería, arrojan que el gasto en I+D en la comunidad durante 2021 alcanzó los 1.703 millones de euros, lo que supone un 4,7% más respecto al año anterior. Esta cifra coloca a la región en tercera posición a nivel nacional, solo por detrás de Madrid y Cataluña y representa el 9,87% del gasto total nacional.

Un año más, en la comunidad el esfuerzo inversor en investigación y desarrollo procede, mayoritariamente, del sector público (administración pública y enseñanza superior), que continúa actuando como activo tractor de la inversión regional en I+D. Aporta el 65,01% de los recursos invertidos, lo que equivale a 1.106,9 millones de euros, frente al 34,74% del ámbito privado, esto es 595,7 millones, que engloba a empresas e instituciones privadas sin fines de lucro.

En general, el gasto en investigación y desarrollo se ha incrementado en un 7,08% en el sector público, lo que supone la mayor subida en once años. Los anteriores incrementos se produjeron en 2020, apuntándose entonces un 5,87%, y en 2019, con un 5,26%. Atendiendo a ello, los tres mayores crecimientos en este ámbito se han dado en el Gobierno de Juanma Moreno. Por su parte, el alza experimentada por el sector privado se cuantifica en un 0,37%.

La Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba contará con 228.792 euros para...
Comentarios